Todo viajero que se respete sabe que ser romántico no consiste únicamente en regalar flores y chocolates, sino en recrear momentos –breves y con fecha de caducidad– que jamás desaparecerán de nuestra memoria. Una vista, una copa, un plato, incluso un aroma y una iluminación adecuadas, pero sobre todo, la atención y la creatividad necesarias son los factores que harán triunfar al más romántico (y al menos cursi…)

Seguramente esta lista de nominados te llenará de ideas y destinos a los que debes ir con esa persona especial.

- Publicidad -