Lleva un diario de viaje (Shutterstock)
Lleva un diario de viaje (Shutterstock)

Viajar implica, sin lugar a dudas, una acumulación de vivencias y anécdotas que, aunque suene a lugar común, serán únicas e irrepetibles. Llevar un diario a nuestros viajes podría ayudar a tener un registro de ellas para mantenerlas vivas y vigentes a pesar del paso del tiempo.

Quizá te ha ocurrido que de pronto intentas contar algún relato sobre un viaje y te sorprendes al darte cuenta que ya no recuerdas algunos detalles o, peor aún, que ya ni siquiera te emocionas tanto al recordarlo. Quizá un diario de viaje sea una buena opción para evitar esto.

De primer momento esta idea puede sonar anticuada o, incluso, puede que pienses que esta es una tarea reservada para los periodistas de viajes o los escritores consumados. Sin embargo cualquiera puede emprender un diario de viaje. Para que te animes aquí van algunos consejos.

Dale prioridad a vivir que a escribir las experiencias (Shutterstock)
Dale prioridad a vivir que a escribir las experiencias (Shutterstock)

Elige

- Publicidad -

Comienza decidiendo en qué soporte quieres llevar tu diario de viaje. Es decir, puedes tomar el camino de la nueva tecnología y llevar tus apuntes en el block de notas de tu celular o puedes ponerte un tanto vintage y hacerte de una libreta. Asegúrate de que sea ligera y práctica, así podrás anotar cada una de tus experiencias.      

Lee: Cinco atardeceres que tienes que ver alguna vez en la vida

Vive

No es necesario que apuntes detalle a detalle lo que vas viviendo, de lo contrario te concentras más en contar las anécdotas que en vivirlas. Ve a tu diario solo cuando creas que de verdad vale la pena hacer esa anotación y en la noche, antes de ir a descansar, date unos minutos para recapitular las experiencias vividas durante el día.

Sé simple

Comienza con oraciones sencillas para que logres perder el miedo a contar lo que ves, lo que respiras, lo que comes. Por ejemplo, como un primer ejercicio, podrías escribir “Hoy desayune un jugo de Kas, una fruta característica de Costa Rica.”

No te olvides de los detalles (Shutterstock)

Describe

En un segundo paso, aventúrate a describir más las sensaciones, las emociones, que te provocó ese momento de tu viaje. Describe. Siguiendo el hilo del ejemplo anterior, ahora puedes compartir a qué sabía el jugo, qué colores tenía o si se parece a algo que habías probado antes.    

Lee: ¿Qué buscan los millennials en un hotel?

Comparte

Si lo deseas, también puedes compartir tu diario con más personas. Pueden ser solo tus amigos cercanos o también puedes colgarlos en versiones más breves en tus redes sociales. Piensa que eso puede ayudar o inspirar a más personas en su próxima aventura.