- Publicidad -

Algo de lo que más se disfruta en los pueblos mágicos del país, es sin lugar a duda su comida, y Tequis (cómo lo llaman los locales) no es la excepción. El pintoresco centro se llena de pequeños restaurantes, galerías y tiendas de artesanías, pero a sólo unas cuadras, hemos descubierto los mejores antojitos que no puedes dejar de probar en tu próxima visita, y si ya los conoces, no nos dejarás mentir, estos sin duda son una delicia.

Parada obligatoria en La Charamusca

Si, verás largas filas a las afueras de la panadería de este restaurante, pero te aseguramos que vale la pena. Dentro de la gran variedad de panes que ofrece, hay uno que se distingue de todos los demás, lo notarás de inmediato porque verás que todo el mundo pide por lo menos una pieza, se trata del famoso “pan de queso”, es una pieza grande de pan que esconde rollos de queso en el centro y al rededor, si lo comes recién salido del horno será toda una experiencia para tu paladar.

Pan de queso 💕 #pandequeso #lacharamusca #tequis #mexico

A post shared by Raschel Levy (@raschel_levy) on

Con este calor, nieves artesanales 

- Publicidad -

Con sólo poner un pie en la plaza sentirás la necesidad de algo fresco, no vayas a los locales comunes de nieves, mejor opta por probar las nieves artesanales de los pequeños puestos en las orillas de la plaza, nuestras favoritas son las de guanábana y mandarina.

Nada como una nieve para este calor !!! 2×1 en nieve grande !!!! Solo hoy

A post shared by tequisnieves (@tequisnieves) on

Las mejores gorditas de queso con chile

Un viaje a Tequis está hecho para romper la dieta, y probar estas gorditas de chile con queso (queso hecho en la misma región) es un verdadero placer. Basta con adentrarte al mercado del centro a solo un costado de la plaza y, observar a dos eficientes mujeres cocinar en el momento y servir uno de los que seguro se convertirá en tu “gusto culposo” preferido.

#tequisquiapan #pueblomagico #mexico #turisteando

A post shared by Eduardo Franco (@lalo_franco_h) on

Natillas para el alma

No todo mundo gusta de las natillas, puede ser su sabor o consistencia, le realidad es que después de probarlas, seguramente olvidarás tus creencias pasadas sobre las natillas. El sabor es delicioso y cada cucharada se deshace en tu boca, son grandes así que puede que  te empalaguen un poco al llegar al final, un festín del que no te arrepentirás. Las encontrarás en La Charamusca, justo a la entrada de la plaza.

Lee: 5 tips para sacar las mejores fotos en tus viajes