- Publicidad -

En este último año Colombia ha tenido un gran crecimiento turístico, cada vez son más lo viajeros que hacen de Bogota, Medellín y Cartagena algunos de sus destinos predilectos. Las historias que escuchamos están llenas de gente alegre, baile, fiesta y hermosas playas, aparte de resultar un destino económico y para nosotros los mexicanos nada lejos.

El boom de esta popularidad se debe a que los territorios que antes eran de Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) ahora son para el turismo, en gran parte por el proceso de paz. Sin embargo, la industria, las multinacionales y transnacionales también las quieren. A pesar de qué el turismo sigue creciendo, estas áreas de gran belleza ahora se ven amenazadas por los grandes inversionistas, que han volteado hacía Colombia debido a sus atractivos naturales.

Esto ha llevado a que muchos se cuestionen si las transnacionales serán en realidad una amenaza para estos lugares que habían estado “protegidos”, ya que la explotación de sus recursos podrían causar un gran daño ambiental.

- Publicidad -