- Publicidad -

¿Un helado de 1,500 dólares? Pues los clientes del Grand Salon del Baccarat Hotel de Nueva York, miembro de Preferred Hotels & Resorts, pueden disfrutar del Bear Extraodinaire, un postre inspirado por el entorno mágico y el encantador bosque que rodea la fábrica de Baccarat en Francia.

Su base es un helado artesanal de vainilla, preparado con vainilla importada de Madagascar, el cual es cubierto con un caparazón de chocolate blanco pintado a mano con manteca de cacao. Se sirve sobre un crumble de trufa negra hecho con chocolate negro Manjari al 64% y nibs de cacao Valrhona Gold. El colorido caparazón es cubierto con una salsa de champagne e hibisco, merengue cítrico y mariposas de fondant distribuidas entre filamentos de azúcar. Finalmente, se agregan hojas de oro y plata comestibles que agregan acentos chispeantes.

Lee: Cookie Shots: Una razón más para volver a NY

- Publicidad -

Disponible de 11 de la mañana a 11 de la noche, el Bear Extraordinaire es servido en un cuenco de porcelana, diseñado por Jaime Hayon, decorado con motivos que recrean un panal de abejas. Su tapa está realizada con cristal de Baccarat y tiene forma de un osito llamado “Zoo Bear”. Los clientes que compren este postre pueden llevarse a casa la estatuilla, numerada individualmente y firmada por el diseñador.