(Photo by Mario Tama/Getty Images)
- Publicidad -

Van dos meses ya desde que el volcán Kilauea ha estado arrojando roca fundida, sin embargo en esta ocasión alcanzó a un bote turístico, en el que perforó con una bomba de lava el techo del barco dónde viajaban los pasajeros que visitaban la isla principal de Hawaii.

Se sabe hasta ahora que este recinto natural, de los más visitados en el mundo, ha dejado con esta explosión una cantidad de por lo menos 23 heridos, entre ellos una mujer gravemente herida con fractura de femur. Las explosiones a pesar de que no se vieron tan grandes han sido muy alarmantes para el turismo y la población de este paradisiaco destino.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) dice que explosiones de distintos tamaños ocurren cuando la lava a 1.093 grados Celsius ingresa al mar, cuya temperatura es mucho menor. Algunos de esos estallidos pueden ser tan pequeños que son difíciles de ver. Sin duda habrá muchas precauciones que tomar, los científicos creen que la actividad volcánica puede ser precursora de una erupción mayor, similar a la que ocurrió a mediados de la década de 1920.

- Publicidad -