Museo de Antropología (Getty)
- Publicidad -

Hace 54 años, uno de los recintos culturales más importantes del país abría sus puertas. El Museo Nacional de Antropología e Historia se presentaba como el gran museo de la ciudad en el que se exhibirán una importante colección de arte prehispánico y el legado indígena de nuestro país.  

Poco más de medio siglo después, este gigante es uno de los recintos más emblemáticos del país y una visita obligada para cualquier turista que arriba a la Ciudad de México. Recorrer su salas es un acercamiento al perfil más oficial de la historia de México expresada en cerca de 8 mil piezas que están en exhibición.

Aunque su espíritu y vocación está centrada en las piezas arqueológicas y de la historia prehispánica, también se conservan aquí obras emblemáticas de importantes pintores de la plástica nacional.

- Publicidad -

Uno de ellos es el mural Dualidad realizado por Rufino Tamayo en 1964. Se encuentra en el vestíbulo del del auditorio Jaime Torres Bodet, de este recinto. Con dimensiones superiores a los 3 metros de alto por 12 de largo, el artista trabajó con vinelita y arenas sobre una tela de lino en una pieza inspirada en la cosmogonía náhuatl de los opuestos y complementarios.

Dualidad de Rufino Tamayo (rufinotamayo.org.mx)

También se encuentra la interpretación de la pintora surrealista Leonora Carrington del mundo maya y sus diferentes representaciones de la vida, las deidades y algunas de sus celebraciones importantes.

El mundo mágico de los Mayas (INAH)

También la diversidad cultural está representada en esta obra del artista una obra del artista pintor y escultor mexicana Jorge González Camarena.

Las Razas de Jorge González Camarena (Museo de Antropología)

Por último, los visitantes al Museo de Antropología también pueden observar una colorida interpretación de una boda purépecha realizada por el pintor Pablo O’Higgins.

Boda Purépecha Pablo O’Higgins. (JS)