Cada día hay más formas de ofrecer experiencias exclusivas en los destinos que se visita. Sin embargo, uno de los privilegios más valorados actualmente es la privacidad. Tener espacios únicamente para nosotros, dónde la tranquilidad y el silencio se vuelven la combinación perfecta. Disfrutar de buena compañía y tener un servicio totalmente personalizado, hacen de Live Aqua Residence Club en Los Cabos el lugar ideal para vivir unos días de verdadera relajación y privacidad.

La cálida bienvenida al llegar a las residencias me hizo sentir en casa. Vicky, nuestra ama de llaves, nos recibió con una gran sonrisa y nos llevó inmediatamente al que sería nuestro hogar por unos días. Como si conociera perfectamente mis gustos, nos sorprendió con un delicioso ceviche de atún. El colorido atardecer que se dibuja tras los grandes ventanales de la terraza privada, te dejará sin palabras por algunos segundos. Después de localizar el jacuzzi me dirigí a descubrir las amplias recámaras, los acabados de madera con un estilo minimalista hacen del espacio un lugar acogedor que en seguida se siente como propio.

- Publicidad -

La cocina totalmente equipada, tiene un amplio refrigerador que espera con diferentes golosinas y bebidas para sus huéspedes. Aquí, uno de los chefs del restaurante se instaló para ofrecernos una fiesta de sabor en una cena privada donde el pulpo frito con puré de edamame fue el gran protagonista. Desde la comodidad de nuestra residencia y sin necesidad de salir del complejo, la cena se vuelve una experiencia íntima y muy familiar.


 

 

 

 

 

Descubrir la carta entera de room service es siempre uno de mis objetivos. En esta ocasión fui sorprendida por un pudding de queso de cabra con fresas, un tartín de atún y un avocado toast que me flechó de inmediato al detectar el aroma del aceite de trufa sobre los hongos que decoraban el suculento pan tostado. La comida suele ser de mis mejores memorias cuando viajo, este lugar no será la excepción.

Mai

El restaurante Mai, es sin duda uno de los highlights del complejo. Si para ti también la comida forma parte esencial de cualquier viaje, este lugar no te decepcionará en lo absoluto. El personal de servicio siempre se muestra amigable y es fácil entablar cualquier conversación que al destino refiere. Desde la terraza del restaurante puedes desayunar admirando las olas romper por la mañana, al mismo tiempo disfrutar de un bruleé de moras y una gran variedad de jugos frescos para empezar un relajado día con el pie derecho. Entrada la noche una fogata recibe a los huéspedes que visitan el bar y escogen alargar su velada.

Ideal para visitar con familia y amigos en un ambiente sin interrupciones, este es el lugar perfecto para dejar que las horas pasen y sólo preocuparse por tomar el radiante sol de Los Cabos. Con un concierge las 24 horas del día, será imposible no sentirte consentido por todo el equipo de Live Aqua. La intimidad de cada espacio lo hacen un lugar perfecto para descansar.