Aventura en las alturas (Cortesía Le Massif)
Aventura en las alturas (Cortesía Le Massif)
- Publicidad -

Cuando se está rodeado por el invierno, el miedo a caerse parece esfumarse poco a poco hasta desaparecer definitivamente. ¿Qué más puede pasar si una gruesa capa de nieve nos recibirá en el suelo en caso de no lograr mantenernos en pie?

En las alturas de una de las caídas verticales más altas e interesantes del este de Canadá, aguarda la oportunidad de deshacerse del temor, calzarse un par de esquís y dejar que la aventura tome el control.      

A aproximadamente una hora de la ciudad de Quebec por carretera, se encuentra la estación de esquí Le Massif de Charlevoix que, como su nombre lo indica (enorme, en francés), se trata de un imponente paisaje montañoso que ofrece una espléndida vista y que en su punto más alto alcanza una altura de 860 metros.

- Publicidad -

Desde aquí se puede ver el emblemático río Saint Lawrence y, de este modo, completar una postal invernal inmejorable.  

La cita inicial es en las faldas de la montaña donde, después de tomar un refrigerio y conseguir el equipo necesario, se reciben las instrucciones y consejos de los instructores en caso de ser un novato. Posteriormente, transportados por un vehículo especial para la nieve o por los teleféricos, se llega a la parte alta de la montaña para comenzar el descenso.

Aventura en las alturas (Cortesía Le Massif)
Aventura en las alturas (Cortesía Le Massif)

Cada cierta distancia, hay cabañas en las que se puede descansar, beber un chocolate caliente y recuperar las fuerzas necesarias para continuar y terminar el trayecto.

Sin importar si eres un experto del esquí que busca ponerse a prueba o si te aventuras por primera vez en este deporte invernal, la experiencia será, indudablemente, una en la que el paisaje que la memoria captura se convertirá en la mayor recompensa.