Wheel The World
- Publicidad -

En el Valle Sagrado de Perú, Machu Picchu es una de las maravillas más visitadas por todos los viajeros amantes de la historia y la aventura –todos, menos aquellos en silla de ruedas. Y es que las ruinas, al estar conservadas tal y como fueron planteadas, solían ser de los lugares menos accesibles en el planeta. Hasta ahora.

La compañía Wheel The World se dedica a habilitar los lugares turísticos del mundo para que las personas con discapacidad puedan explorarlos sin mayores dificultades. Para hacerlo posible, ha trabajado con una compañía francesa llamada Joëllette, que diseñó una silla de trekking con el mismo nombre.

Wheel The World

Su último proyecto fue, justamente Machu Picchu. Y en el documental Volver, los dos fundadores de Wheel The World relatan la experiencia (uno de ellos está en silla de ruedas). Durante cinco días, distintos tours activados, como uno a la Plaza de Armas de Cusco, un paseo con handbikes por los alrededores del Valle Sagrado y el trekking en las sillas Joëllette hasta las ruinas. El documental pretende servir como ejemplo para que estas prácticas puedan ser replicadas en cada lugar visitado.

- Publicidad -

Lee: A partir de ahora no será tan fácil visitar Machu Picchu

Además, estos viajes han funcionado para identificar los hoteles más accesibles en cada destino, así como para descubrir las formas de transporte más amigables. Con el proyecto se capacitó a distintos guías turísticos sobre cómo tratar a las personas con discapacidad con el equipo profesional.

Wheel The World

Aunque los esfuerzos de Wheel The World han sobrepasado cualquier expectativa, sus fundadores saben que falta mucho por hacer todavía. Pero creen que, aún con complicaciones, los viajeros en silla de ruedas deberían aventurarse a explorar el mundo, y seguir alguno de los itinerarios pensados para ellos. Claro, después de dejarse inspirar por las historias de su viaje a Machu Picchu.