Unsplash
- Publicidad -

Un viaje en carretera es una de esas experiencias liberadoras que todos tenemos que vivir alguna vez en la vida. La música a todo volumen, el ruido de una ventana baja y los espontáneos cambios de ruta demuestran que en un road trip el destino es tan importante como el camino.

Una de las rutas favoritas para vivir este viaje es Highway 1, una carretera costera que atraviesa el estado de California, Estados Unidos. Con San Francisco y San Diego como límites del camino, esta toma 10 horas en recorrerse sin parar; pero, para disfrutarse de verdad, hay que dedicar una semana para recorrerla a profundidad.

Cortesía Visit San Diego

San Diego

Empieza tu viaje dedicando, por lo menos, un día para conocer San Diego. Visita el Balboa Park y, después de recorrerlo, sube a la Torre California, en el Museo del Hombre, para encontrar las mejores vistas de la ciudad. Después, come en Herb & Wood y prueba su cocina temporal con toques mediterráneos y californianos.

- Publicidad -

Lee: 48 horas en San Diego

Cam Adams/Unsplash 

Malibú

Después de una parada en Los Ángeles, maneja hasta Malibú. Después de ir a la playa, visita las Escondido Falls, dos cascadas inmensas que salen de una pared de piedra. Para llegar, sigue el Escondido Canyon Trail, un sendero que ofrece vistas al mar, pasos en zig-zag sobre las rocas y una pequeña sección en donde tendrás que escalar con ayuda de las cuerdas ya colocadas.

Cortesía Visit California

Santa Bárbara

De vuelta en la Highway 1, desvíate hacia Santa Bárbara y estaciona el coche en la State Street. Pasa unas horas caminando por esta y visitando las galerías de arte, boutiques y vinotecas que la rodean. El favorito de los locales es el Santa Barbara Wine Collective, que reúne una serie de vinos producidos en la región, de manera artesanal, por jóvenes locales.

Lee: La Iglesia que se convertirá en cervecería

Jakub Gorajek/Unsplash

Big Sur

Para los amantes de la naturaleza, este es el punto más especial del recorrido. Una de las paradas obligadas es el Julia Pfeiffer Burns State Park, sede de la inmensa cascada McWay. Las otras son Pfeiffer Beach, característica por su arena naturalmente morada, y Point Sur Lighthouse, con las mejores vistas elevadas hacia el mar y el bosque detrás.

Dave Lastoskly/Unsplash

Carmel-by-the-Sea

Para llegar a la siguiente parada de la Highway 1, tienes que cruzar el Bixby Creek Bridge, el segundo puente más emblemático de California. Carmel-by-the-Sea es un pueblito histórico lleno de galerías de arte y tiendas de vino artesanal. Visítalas y, después, descansa en la playa.

Lee: Qué comer, dónde quedarte y qué hacer en San Diego

Jan Senderek/Unsplash

San Francisco

La última parada del recorrido es San Francisco. Al llegar, recorre sus calles empinadas hasta Joane on Larkin, para probar sus famosos panninis y toasts. Después, sigue la dirección de los tranvías hacia el norte para llegar a marina, el barrio artístico de la ciudad. De ahí, te tomará solo unos minutos manejar hasta el Golden Gate Bridge para terminar el viaje por la Highway 1 con esta icónica postal.