Andrew Hasson/Getty Images
- Publicidad -

El periodo de vacaciones de Semana Santa es uno que todos queremos aprovechar, pero el aumento de precios en vuelos y hospedaje lo suele dificultar. Afortunadamente, no necesitamos salir de la Ciudad de México para desconectarnos y descansar. Solo tenemos que saber disfrutar la staycation.

Como su nombre lo dice, esta vacación implica quedarte en casa a descansar o salir a turistear por tu ciudad. Estos son tres planes distintos que te ayudarán a sentir que viajaste sin salir a carretera.

Pasa un día cultural

Cortesía

Abril es un mes lleno de eventos culturales en la Ciudad de México. El MUAC acaba de inaugurar la exposición ‘Restablecer Memorias’ de Ai Weiwei, que trata la histórica política de china, analizando la destrucción del patrimonio, la pérdida rural y la explosión en la venta de antiguedades. En el Tamayo, la muestra ‘Sunday’ de Carsten Höller explora la interacción de las personas con el arte, a través de una estructura de red y metal suspendida por la que los visitantes pueden escalar. Si estás en la Juárez, visita Aeromoto, una pequeña biblioteca especializada en libros de arte y diseño.

- Publicidad -

Lee: Viaja por Asia sin salir de la CDMX

Hospédate como local

Cortesía

Pasa una noche en algún hotel de la ciudad, y consiéntete con una cena o un tratamiento de spa. En la Roma, Nima Local House es un hotel boutique levantado dentro de una casona histórica. Duerme aquí, disfruta su terraza cubierta de plantas y, después, sal a caminar por la zona. Para consentir a los más pequeños de la familia, opta por el St. Regis Ciudad de México, que tiene una suite decorada, temporalmente, con los personajes de Pepa Pig. En esta encontrarás instrumentos para pasar una tarde de té y pequeñas casas de campaña para asegurar una experiencia original.

Lee: Viaja al México de los setenta con la obra de Antonio Caballero

Dedícate a comer

Cortesía

¿Por qué no aprovechas estos días para encontrar nuevos rincones favoritos en la ciudad? Para desayunar, visita Niddo, LALO! o Forte Bread & Coffee -en todos encontrarás opciones dulces y saladas. Si tienes antojo de café, ve a Raku o Quentin, o bien, cámbialo por vinos y tómalos en Cicatriz. Si quieres comer como si estuvieras de viaje, ve a Rokai por su menú japonés, a María Ciento 38 por sabores sicilianos o a Kiin, para disfrutar la fusión tailandesa y vietnamita.