Shrine of Our Lady of Ocotlan, Tlaxcala (Mexico); Shutterstock
- Publicidad -

Disfruta de un fin de semana en este estado ubicado al centro del país y con un clima templado muy agradable.

Tlaxcala es una de las ciudades más antiguas de la Nueva España. La fundó Hernán Cortés en 1525 y está considerada como tesoro de la arquitectura colonial. A continuación sus imperdibles si la visitas por primera vez:

Cacaxtla

Sitio arqueológico edificado por los Olmecas, donde se pueden observar varias pinturas en paredes que muestran las batallas y realizadas con el color de los pigmentos de la obsidiana o la cal. Además de sus pinturas, destaca su edificio central, el Gran Basamento de 200 de longitud y 25 m de alto, así como la pirámide del mismo nombre. Abre de lunes a domingo de 9 a 17:30 horas.

Haciendas antiguas

- Publicidad -

Descubre sus haciendas que antiguamente producían maíz, maguey y pulque. La ruta incluye la visita a la hacienda de Concepción La Noria; San Pedro Tenexac y San José La Laguna, entre otras. Los recorridos se realizan todos los días. Punto de partida: Plaza de la Constitución. Puedes reservar en www.mexicoviejo.mx

Altares policromados

Estos formaban parte de uno de los templos en Tizatlán, descubiertos en Ocotelulco. localizado a sólo un kilómetro de la ciudad de Tlaxcala. Para llegar toma la carretera a Apizaco (117). Abre de martes a domingo de 9 a 17 horas. Entrada gratuita.

Lee: Museos alrededor del mundo con pinturas de Frida Kahlo

Rancho Cinegético Cruz Verde

Sitio boscoso, donde la familia puede caminar toparse con un mapache, mirar un jabalí y sentir la atmósfera de la naturaleza. Está a 55 km de la ciudad de Tlaxcala. Abre todos los días de 9 a 18 horas. Tiene cabañas para hospedarse.

Gastronomía

Imperdible no probar los Mixiote de carnero, la barbacoa de hoyo, el mole de guajolote o el pollo Tollocan. De postres están el dulce de pepita, el panqué de maíz y el requesón de piloncillo. Todo eso acompañado de un clásico pulque.

Más sobre el destino en: visitatlaxcala.com