Statue of Liberty, Jenny Marvin | Unspash
- Publicidad -

El National Park Service (Servicio Nacional de Parques) anunció que desde la inauguración del nuevo Museo de la Estatua de la Libertad, el pasado 16 de mayo,
prohibió el acceso a guías de turistas en varias zonas de algunos de los puntos más visitados no sólo en la isla, sino en Nueva York.

Lee más: Reglas de etiqueta que debes seguir al visitar un museo 

Regalada por el gobierno de Francia a Estados Unidos en 1886, la Estatua de la Libertad es uno de los símbolos de libertad más importantes en el mundo, y uno de los lugares más visitados por los turistas que llegan a Nueva York, así como su sitio hermano, Ellis Island. Se estima que, en conjunto, reciben a 4.5 millones de personas al año.

Estatua de la libertad, Patrick T’Kindt | Unsplash

NPS y guías comerciales

- Publicidad -

Con la inauguración del museo, el NPS decidió prohibir el acceso de los guías comerciales a ciertas áreas, como el pedestal, el Museo Nacional de Inmigrantes en Ellis Island y al nuevo propio Museo de la Estatua de la Libertad.

La razón que ha dado el NPS (que coordina ambos sitios) es que las largas filas de visitantes que llegan en tours guiados causan diversos problemas, el mayor de ellos, la obstrucción de los accesos para peatones.

El vocero de NPS, Jerry Willis dijo en una entrevista al New York Times, que la prohibición es únicamente a los guías, para combatir “los amontonamientos y conflictos con la operación de los programas del NPS en los espacios interiores de ambas islas”.

Los oficiales del NPS dijeron que los guías tendrán permitido llevar a sus grupos en las áreas externas, así como al lobby de la Estatua de la Libertad.

Lee más: ¿Sabías que en el mundo existen más de 100 réplicas de la Estatua de la Libertad?

El NPS continuará con sus tours guiados, que se incluyen en el precio del ferry de State Cruises, la línea oficial que brinda el servicio desde el Battery Park de Manhattan.

 

Texto por: Victor Galvan