Cortesía Bed & Beverage
- Publicidad -

Las vacaciones empiezan en el momento exacto en que tomamos el primer trago de nuestra bebida favorita junto a la alberca del hotel y nos recostamos bajo el sol para descansar. En un viaje, el alcohol acompañante, y este pequeño hotel de Nashville lo sabe: Vandike Bed & Beverage reúne ocho suites inspiradas en nuestros tragos favoritos.

Cada habitación es completamente distinta de la otra, y adopta en el diseño los valores asociados a cada tipo de alcohol. La Gin Suite está llena de color, con una estética inspirada en el glamour del siglo XX enriquecida con explosiones de color.

Cortesía Bed & Beverage

A un lado, la Vodka Suite tiene un diseño escandinavo. La predominancia de la madera y la escala de tonos grises reinterpretan la apariencia del vodka en las rocas.

Cortesía Bed & Beverage
- Publicidad -

También está la suite de champagne, con acentos rosas y dorados iluminando el romántico y estilizado espacio. La estética parisina hace olvidar, por un momento, que el hotel está del otro lado del mundo, en Nashville.

Cortesía Bed & Beverage

Y aún más romántica es la Wine Suite. Entre pinturas en colores cálidos, plantas y tapices que llevan a imaginar un viñedo italiano, sobresale una tina rústica frente a una ventana amplia con vistas al jardín.

Lee: ¿Cómo diferenciar cava, prosecco y champagne?

Cortesía Bed & Beverage

La Rum Suite adopta una estética tropical, con paredes en azul brillante, acentos rojos y muebles hechos con fibras naturales, como la cabecera de la cama, hecha de ratán.

Cortesía Bed & Beverage

La suite dedicada al tequila transporta a los huéspedes al desierto gracias a los cactus esparcidos por el espacio, los colores terrosos y los tapetes con bordados artesanales.

Cortesía Bed & Beverage

Las últimas dos habitaciones de la serie son las más populares: Beer Suite y Whiskey Suite. La primera tiene un diseño retro, con un saco de boxeo clásico y un sillón rojo de piel.

Cortesía Bed & Beverage

La Whiskey Suite es la más grande –tiene espacio para seis huéspedes– y transporta a los visitantes al misterio de la era de la prohibición.

Lee: Estos son los cocteles clásicos más vendidos en el mundo

Cortesía Bed & Beverage

El bar del hotel, tan atractivo como estos ocho espacios, está abierto para cualquiera que lo visite. Cuenta con un menú de cocteles artesanales, cervezas nacionales y vino y champagne internacional. La comida para acompañar es fresca y ligera, con ingredientes crecidos en la región.