Cortesía Universal Studios Hollywood
- Publicidad -

Meses después de que Jurassic Park: The Ride cerrara en Universal Studios llega una nueva versión más rápida y mucho más oscura. Jurassic World: The Ride promete ofrecer una experiencia de inmersión absoluta en el universo creado por Steven Spielberg.

La primera fase de la atracción sucede dentro de un acuario rodeado por pantallas que muestran a los dinosaurios acuáticos más aterradores, como el gigantesco mosasaurio. De pronto, el animal rompe el vidrio y una ola de agua azota el bote de pasajeros. Y ahí comienza la verdadera aventura.

El concepto del juego es el mismo de las películas: algo sale mal en el parque y los visitantes tienen que esforzarse para sobrevivir.

- Publicidad -

Lee: ¡El laberinto de Stranger Things llega a Universal Studios!

Las luces empiezan a fallar, hay una estática muy fuerte y apenas se escuchan las alertas que invitan a mantener la calma y mantener los brazos dentro del bote. Ahí, sabes que es un juego y que los dinosaurios no existen, pero las marcas de sangre en las paredes y los gritos desesperados de quienes no lograron escapar te hacen dudar.

Mientras el bote avanza y los sonidos más aterradores continúan, los dinosaurios se pasean alrededor. Y hay algunas caras conocidas, como la de Blue.

En eso, una luz avisa que el desesperado recorrido por la oscuridad está a punto de acabar. Y ahí, con otro paisaje al frente, Jurassic World: The Ride termina con una caída rápida de ocho pisos de altura.

Lee: El último Blockbuster de Estados Unidos se ha convertido en un hit turístico

La nueva atracción de Universal Studios respeta la historia de la original y la atmósfera noventera, pero ha conseguido transformar la experiencia al utilizar nuevos efectos sonoros y visuales para asustar a los pasajeros más de una vez.