IMDb
- Publicidad -

La casa en la que se filmó El Conjuro está embrujada de verdad –eso afirman sus nuevos inquilinos, quienes creen que están siendo perseguidos por seres sobrenaturales… y quieren que otros lo experimenten.

Imagina llegar a tu nueva casa y escuchar ruidos que no tienen sentido, ver cómo las puertas se abren y cierran sin ayuda y sentirte siempre acompañado, aunque sepas que estás solo. Así viven Cory y Jennifer Heinzen, los nuevos inquilinos de la cabaña que inspiró a la película de terror.

El Conjuro está inspirada en la historia real de la familia Perron, que vivió en esta casa durante la década de 1970. Tras años amenazados por la presencia de otros seres, los inquilinos buscaron la ayuda de Ed Warren, demonólogo, y su esposa Lorraine, que decía ser médium.

La casa utilizada para filmar la cinta | IMDb
- Publicidad -

Lee: Cinco castillos embrujados en donde querrás pasar una noche

El guión de la cinta fue trabajado junto con Lorraine para asegurar que retratara la historia tal y como sucedió. Y todo parece indicar que está sucediendo otra vez, pero los Heinzen no buscarán sacar a los espíritus, sino meter a más personas que quieran experimentar lo que ellos viven día a día.

De acuerdo con The Sun, los nuevos dueños planean preservar la casa convertirla en una atracción turista para los más valientes. Para eso, planean añadir una extensión al frente con más habitaciones.

Para quienes no pasarían una noche ahí nunca, pero sí quieren saber más de la historia, también hay buenas noticias: la tercera cinta de El Conjuro ya tiene fecha de estreno internacional el 11 de septiembre de 2020.