(Photo by LUIS TORRES / AFP) (Photo credit should read LUIS TORRES/AFP/Getty Images)
- Publicidad -

Ronald Rael, profesor de arquitectura en la Universidad de California, Berkeley, tuvo la  idea de diseñar, crear y construir algo que trajera alegría a niños y adultos en todas partes. Así fue como puso manos a la obra y trabajó en construir un subibajas rosa brillante para deleitar a las masas. Y claro, a simple vista no es más que un subibajas, pero la clave de su obra es dónde lo colocó.

La ubicación de su obra es lo que realmente está llamando toda la atención. Durante el fin de semana, Rael y su socio de diseño, Virginia San Fratello, instalaron sus tres subibajas rosados ​​a lo largo de la frontera de Estados Unidos y México, asegurando que cada lado tuviera un equilibrio perfecto. Rael publicó los detalles de su instalación en Instragram y explicó el significado detrás de esto.

A group of kids plays with a toy called “up and down” (See-Saws) over the Mexican border with U.S. (Photo: LUIS TORRES/AFP/Getty Images)

Lee: Las selfies son cinco veces más mortales que un ataque de tiburón

- Publicidad -

“El muro se convirtió en un punto de apoyo literal para las relaciones entre Estados Unidos y México. Los niños y adultos se conectaron de manera significativa en ambos lados con el reconocimiento de que las acciones que tienen lugar en un lado tienen una consecuencia directa en el otro lado”, escribió Rael. Luego agradeció a todos los involucrados, incluidos los miembros de la comunidad de ambos lados que se presentaron para jugar.

View this post on Instagram

One of the most incredible experiences of my and @vasfsf’s career bringing to life the conceptual drawings of the Teetertotter Wall from 2009 in an event filled with joy, excitement, and togetherness at the borderwall. The wall became a literal fulcrum for U.S. – Mexico relations and children and adults were connected in meaningful ways on both sides with the recognition that the actions that take place on one side have a direct consequence on the other side. Amazing thanks to everyone who made this event possible like Omar Rios @colectivo.chopeke for collaborating with us, the guys at Taller Herrería in #CiudadJuarez for their fine craftsmanship, @anateresafernandez for encouragement and support, and everyone who showed up on both sides including the beautiful families from Colonia Anapra, and @kerrydoyle2010, @kateggreen , @ersela_kripa , @stphn_mllr , @wakawaffles, @chris_inabox and many others (you know who you are). #raelsanfratello #borderwallasarchitecture

A post shared by Ronald Rael (@rrael) on

Lee: El país donde existen más cervecerías per cápita

Escenarios que unan a la gente

En las fotos y videos publicados en Rael, se puede ver a niños y adultos riéndose, jugando y disfrutando de la compañía de los otros a través de la cerca. Los subibajas estuvieron disponibles para los niños durante aproximadamente 30 minutos en total. Los agentes fronterizos vinieron rápidamente a inspeccionar el arte, sin embargo, permitieron que el tiempo de juego continuara.

Según Fast Company, la instalación de los subibajas fue la culminación de años de trabajo e investigación por parte de la pareja. Virginia San Fratello publicó anteriormente un libro, Borderwall as Architecture. El libro examina los mensajes detrás de la construcción de un muro y ofrece diseños conceptuales para una nueva visión de un muro fronterizo. Fast Company también informó que el par de arquitectos esbozó su idea para los subibajas hace más de una década.