Michaell Browning vía Unsplash
- Publicidad -

Sus calles adoquinadas están rodeadas por parques urbanos, museos de arte y centros culturales; sus construcciones históricas se encuentran lado al lado con propuestas innovadoras y los nuevos campus tecnológicos se levantan muy cerca de una de las universidades más prestigiosas a nivel mundial. Boston, una de las ciudades más antiguas del continente, se ha convertido en un centro de intercambio cultural e intelectual.

Aquí, millones de estudiantes se instalan durante unos años, enriqueciendo el carácter multifacético de la ciudad, y los miles de turistas que la visitan llegan con ganas de saber más. Y es que la oferta de Boston es tan amplia, que quien la visita se va habiendo aprendido algo de historia y arte, y se va inspirado a seguir aprendiendo más. Estando en Boston, vale la pena dedicar unos días a conocer su lado más intelectual.

Boston Public Library

Getty Images

Fundada en 1852, la Librería Pública de Boston demuestra por qué está ciudad es considerada el Atenas de América. Conservando más de 6 millones de libros, el edificio es famoso por los frescos de su fachada y el arte interior. Inspirado en los palacios del Renacimiento Italiano, un inmenso portón de bronce da la bienvenida a un interior flanqueado por estructuras de hierro y piedra. Ahí, una escalera de mármol recorre varios murales de Pierre Pubis de Chavannes para terminar en una sala de lectura con brillantes techos abovedados.

- Publicidad -

Además de revisar los libros únicos resguardados en las repisas especiales, hay que dedicar unas horas a apreciar las 600,000 fotografías y los más de 350,000 mapas locales y mundiales conservados en el archivo.

Lee: Las 3 bibliotecas más románticas del mundo

Harvard University

Kelly Sikkema vía Unsplash

La universidad más antigua de América es también una de las más aclamadas. Fundada en 1636, Harvard reúne salones históricos y una extensa colección de museos, entre los que destacan el Museo de Historia Natural, el Peabody de Arqueología y Etnología y el Museo de Arte de Harvard. Aquí las paradas imperdibles son los dos edificios originales del campus, Massachussetts Hall y Harvard Hall. El primero, construido en 1720, es la construcción académica más antigua de Estados Unidos, mientras que el segundo albergó por muchos años a la biblioteca del campus y aún conserva detalles de la misma.

En una visita a Harvard, vale la pena apuntarse a uno de los tours gratuitos que los estudiantes voluntarios dan alrededor de la universidad, aunque también es posible guiarse por los espacios con ayuda de los folletos repartidos en los centros de información.

Lee: 3 barrios artísticos imperdibles en el mundo

JFK Library

Getty Images

Diseñado por el arquitecto I.M. Pei –responsable de la pirámide de vidrio del museo del Louvre- la librería JFK fue construida en 1979 para honrar el legado del presidente número 35 de los Estados Unidos. El interior del espacio recrea una atmósfera de 1960, que sigue una narrativa en los 25 espacios de exhibición y los tres teatros de la propiedad.

Un recorrido por la JFK Library inicia con un corto cinematográfico sobre la obra del ex presidente, pasando por sus días en el senado y el crecimiento de su popularidad hasta su nominación en 1960. De ahí, las siguientes salas unen su historia de vida con la del país y el mundo, dando una contextualización de espacio tiempo a través de instalaciones y estaciones dinámicas.