Cortesía
- Publicidad -

Para todos los amantes del tenis, llegó el último gran torneo del año. Del lunes 26 de agosto al domingo 8 septiembre, la élite mundial del tenis se reunirá en Nueva York para competir en el Abierto de Estados Unidos, donde Rolex volverá a ser el cronometrador oficial del torneo.

Este es el último torneo del Grand Slam del año, y es uno de los más importantes del mundo. Es uno de los eventos de tenis más antiguos, con raíces que datan de 1881. Su herencia y prestigio se alinean perfectamente con el principio fundador de Rolex de buscar la excelencia perpetua en todos los aspectos.

Algunos de los mejores jugadores, pasados ​​y presentes, son parte de la familia Rolex, muchos de los cuales han experimentado momentos que definen su carrera en el US Open.

Cortesía
- Publicidad -

Claro ejemplo será la presencia de Roger Federer, quien regresa a Flushing Meadows con la
oportunidad de romper otro récord. El maestro suizo disfrutó de uno de los reinados más dominantes de cualquier jugador cuando compitió en el Arthur Ashe Stadium y ganó cinco títulos consecutivos entre 2004 y 2008.

Lee: Fenómenos naturales que debes ver antes de morir

Federer tiene el récord del mayor número de títulos individuales en la categoría de hombres del US Open, otra victoria aquí lo vería tomar posesión exclusiva de ese honor y empujar su número récord de trofeos individuales del Grand Slam a 21 en total.

Cortesía

Las tenistas Angelique Kerber y Sloane Stephens también regresan a Nueva York en busca de una segunda corona en el US Open. Otros jugadores de la familia Rolex que viajan a Nueva York incluyen Stefanos Tsitsipas de Grecia y el austríaco Dominic Thiem.

Sin duda será un evento que valdrá la pena presenciar, si viajas a Nueva York en estas fechas no lo pienses dos veces y asiste a uno de los encuentros que sin duda vale la pena vivir por lo menos una vez en la vida.