- Publicidad -

El caribe mexicano suele ofrecer escenas incomparables de paisajes que nos hacen sentir en otra dimensión, una en la que el tiempo no pasa. Holbox es una de esas islas caribeñas donde la desconexión con la rutina del día a día es, la más alta prioridad.

La esencia de la Isla se puede sentir en esos espacios que respetan el entorno y lo que los rodea. Las Nubes de Holbox, uno de los hoteles de la isla que ofrece todas las comodidades en un entorno de basta privacidad, tiene un Club de Playa donde querrás pasar todas tus horas.

Las Nubes Beach Club tiene la ventaja de no colindar con ninguna otra propiedad, esto significa cero bullicio, tranquilidad y mucha privacidad. Cabe mencionar que también implica un servicio de primera, vistas inigualables, bebidas deliciosas y actividades en el agua llenas de diversión.

- Publicidad -

 

Lee: 7 consejos para viajar sola por primera vez

Días de sol perfectos

Con un menú de bebidas y cócteles bastante variado, con frutas de temporada que se consiguen en la isla, te aseguramos que probarás deliciosas combinaciones. Pero si simplemente se te antoja un coco fresco, podrás pedir que te bajen uno de alguna palmera y ver como se prepara enfrente de ti para beberlo.

Los fines de semana podrá llegar a ti el olor de los asadores, listos para recibir los mariscos y la carne que podrás disfrutar en sus cómodos camastros y camas de playa. Una parrillada mar y tierra que combina lo mejor de ambos mundos en tu paladar, para dejarte más que satisfecho para continuar el día.

Actividades de playa

Disfrutar de las diferentes tonalidades del mar desde este espacio es uno de los más grandes privilegios de la ubicación de Las Nubes Beach Club. Con este pretexto en mente, debes aventurarte a probar alguna de sus actividades -que ofrece como parte de tu estancia- sin costo extra alguno.

Lee: Esta fue nombrada la mejor Isla del Caribe, ¿ya la conoces?

Elige entre kayak, paddle o una bicicleta acuática, deportes ideales para las calmadas aguas del mar caribe. Pasa largas horas de diversión mientras te bronceas y te alejas hacía las olas que parecen nunca cobrar fuerza. Las dunas de arena blanca, hacen que el mar se convierta en una piscina infinita llena de colores turquesa.

Al estar rodeado de la naturaleza es importante destacar que las barras del beach club están echas de maderas recuperadas. Cada detalle convive con el ambiente, creando un entorno que te invita a la reflexión. Así es como Las Nubes Beach Club logra hacerte sentir privilegiado por presenciar la belleza de la naturaleza desde este rincón del mundo.