- Publicidad -

La mágica ciudad de Beijing encapsula el misterioso espíritu de China. Imponente e imperial, Beijing es una ciudad repleta de magia. Desde sus monumentos históricos hasta su moderna hotelería, en esta vibrante ciudad nos encontramos con lugares y momentos únicos donde podemos vivir experiencias gastronómicas sin igual.

Ecléctica, vibrante y cambiante, la majestuosa ciudad de Beijing es hogar de contrastantes maravillas: desde antiguos palacios y templos, hasta encantadores hutongs (barrios tradicionales), e imponentes rascacielos ultramodernos. Una emocionante mezcla del presente, pasado y futuro, Beijing es una ciudad atrevida, donde el diseño y la innovación florece, y da raíz a espacios espectaculares y únicos, como el increíble hotel Bvlgari Beijing.

- Publicidad -

Adéntranos en el lujoso Bvlgari Beijing es como entrar en una obra de arte cuya perfección y belleza estética maravilla nuestros sentidos por un instante – un momento en el cual nuestra mente se cuestiona que es realidad y fantasía. Elevándonos a un mundo de exquisitez e infinito refinamiento, el hotel nos seduce y nos enamora, despertando en nosotros un continuo estado de asombro.

En Bvlgari Beijing, la hotelería ha llegado a su total perfección. Cada detalle ha sido meticulosamente planeado: es el apogeo del lujo. Situado a orillas del río Liangma y en el corazón del territorio de las embajadas en Beijing, el Bulgari Hotel Beijing ha utilizado particiones de bambú y madera para crear un santuario en el centro de esta metrópolis en expansión.

La gastronomía es otro aspecto logrado con excelencia. Il Ristorante by Niko Romito, con su lujosa terraza y elegante decoración, ofrece exquisita comida italiana en un ambiente inolvidable. Decorado con candelabros Murano y columnas forradas con piel, en el restaurante podemos gozar de la increíble cocina del Chef Niko Romito, quien ha sido galardonado con una estrella Michelin.

Lee: ¿El lugar más caro para vivir es una pequeña isla en el Atlántico?

Hospedarme en esta obra de arte –la denominación ‘hotel’ queda corta– fue una experiencia que consistió en momentos cuya perfección es difícil de describir. Inmersa en el mundo paralelo que es el Bvlgari Beijing descubrí la delicada exquisitez que puede ser lograda con minuciosa atención a los detalles y el savoire-faire de una marca tan prestigiosa en el mundo de lujo.

por Alexis Beard