Snow monkey in hot spring, Jigokudani, Nagano, Japan; Shutterstock
- Publicidad -

Como cualquier aventurero lo diría, no hay nada como deslizarse en un baño más caliente que el calor después de un largo día de trekking a través de la nieve. Y eso aunque resulte difícil de creer también aplica para los monos.

Los exploradores de montaña en Japón han compartido las aguas termales de Yamanouchi, Japón con sus compañeros primates, algo que los visitantes de la región también pueden experimentar. ¿Te atreverías a disfrutar de las aguas termales de Yamanouchi con un changuito a tu lado? 

Monkeys bathe in hot springs – Japan; Shutterstock

En 1964, el área de Jigokudani Yaen-koen fue declarada como una área de conservación para los macacos japoneses, explicó Snow Monkey Resorts. Aquí, los monos pueden refugiarse en su hábitat natural y saber que pueden bañarse a solo unos metros de los humanos sin ningún peligro.

- Publicidad -

El crucero que te llevará a conocer 56 sitios Patrimonio de la UNESCO

Desde que comenzaron los esfuerzos de conservación, los monos y sus visitantes realmente han creado una relación simbiótica, con guardaparques alimentando a los monos durante todo el año. Lo mejor es que cualquier persona puede venir a visitarlos. Así es como puedes viajar al parque para ver a los monos bañarse y donde también podrías relajarte con ellos.

Japanese Snow Monkeys; Shutterstock

¿Cuándo visitarlos?

Si específicamente quieres ver a los monos en las aguas termales debes venir durante los meses de invierno más fríos. Aquí es cuando se sumergirán y posiblemente se remojarán a tu lado. (Y lo hacen por las mismas razones por las que los humanos se bañan: para reducir sus niveles de estrés).

Snow monkey being groomed in a natural onsen (hot spring), Jigokudani Park near Yudanaka, Japan; Shutterstock

¿Cómo llegar al parque?

Llegar al parque suele ser una tarea fácil. Todo lo que necesita hacer es volar a Tokio y abordar un tren bala directamente a la estación de Nagano. Los operadores turísticos también te llevarán de la ciudad a la montaña, aunque el viaje puede llevar mucho más tiempo.