En Asia, una ciudad puede ser muchas cosas: la capital de un reino ancestral, un centro espiritual de wellness o un punto en donde se encuentran las propuestas arquitectónicas más innovadoras. Es esta diversidad la que hace que cualquiera quiera visitar el continente y perderse en su infinita oferta cultural. Porque aquí, ninguna ciudad es remotamente parecida a la anterior.

- Publicidad -