Shutterstock

Si existe un lugar dónde abunden las maquinas de autoservicio, ese lugar es sin duda alguna Japón. Como es de esperarse, Japón es un país en el que absolutamente todo puede pasar: hay restaurantes atendidos por robots, las regaderas sirven para secar la ropa, las tiendas de conveniencia venden camisas y corbatas, y las máquinas expendedoras tienen un rango de opciones que va desde café caliente hasta ropa interior.

La realidad es que muchos de estos objetos rayan en lo bizarro, pero la mayoría de las vending machines japonesas –llamadas jidōhanbaiki– tienen una oferta culinaria que cualquier país envidiaría. Te dejamos sólo algunos ejemplos de lo que podrás encontrar en tu siguiente viaje a este país, que deja a cualquiera viajero sorprendido. 

Sopas

Nada como terminar el día con un tazón –o lata– de sopa caliente. Miso, sopa de elote o tomate y hasta caldo de pescado (Ojo: éste último es para cocinar, no para tomarse directo de la botella), son comunes en estas máquinas.

- Publicidad -

Bebidas alcohólicas

En Japón no es ilegal beber en la vía pública, por lo que la oferta de licores en máquinas expendedoras y tiendas de conveniencia es muy extensa. Sake, cerveza, vino… basta con tener un Sake Pass (una tarjeta para verificar la mayoría de edad) para tener acceso a tu bebida favorita en cualquier momento.

Frutas

Increíble pero cierto: las máquinas con opciones saludables existen. Un ejemplo es ésta, que vende manzanas rebanadas. También existen otras con más opciones frutales.

Mil presentaciones de café

Esta es una de las máquinas más comunes, y una de las más convenientes en las mañanas. Aquí se sirve café frío, caliente, con leche, sin leche, descafeinado, súper cargado, y hasta té con leche.

Hot dogs y hamburguesas

Algunas marcas de comida congelada han puesto máquinas con microondas integrado, en las que la gente puede comprar platillos calientes como takoyaki, pollo frito con papas, hotdogs, hamburguesas y yakisoba.