Panoramic view of angkor wat temple in Siem Reap, Cambodia; Shutterstock

La impactante belleza y el intrigante pasado de Camboya le han asegurado a este místico país un lugar definitivo en la lista de todos los viajeros incansables. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la ciudad de Siem Reap es el corazón de la cultura de Camboya, donde sus tradiciones, historia y cultura nos deslumbra bajo el potente sol del sudeste asiático. Un destino mágico, donde mundos convergen y el pasado convive con el presente, Siem Reap es hogar al famoso e impactante Angkor Wat.

El parque arqueológico Angkor Wat es un conjunto de más de cuarenta y cinco templos, cuatrocientos kilómetros cuadrados y cientos de pagodas, construidas entre los siglos IX y XIII con el fin de glorificar una sucesión de reyes en la antigüedad. La serie de cinco torres principales de Angkor Wat culmina en una impresionante torre central que simboliza el mítico Monte Meru y contiene los magníficos restos de la civilización jemer.

Lee: Descubriendo Myanmar desde el Río Ayeryawady

- Publicidad -

La mayor parte de la urbe fue abandonada en el siglo XV, y los templos fueron devorados gradualmente por el bosque – impactantes árboles se han mezclado con las piedras de las construcciones, adhiriéndose a pilares y derrumbando paredes.

La mejor manera de conocer este majestuoso lugar es dedicarle dos días enteros de exploración, uno para el ‘circulo pequeño’, que consiste de Angkor Wat, Angkor Thom y sus alrededores inmediatos, y otro para el ‘circulo grande’ que incluye todos los sitios arqueológicos a las afueras de la antigua ciudad. Mi recomendación es contratar a un tuk-tuk – un pintoresco taxi que consiste en una motocicleta y un carruaje – para trasladarse entre cada lugar, ya que las distancias son bastante largas.

Hay varios templos y ruinas que han logrado evadir la atención de la mayoría de los turistas, como Baphuon. En esta imponente construcción nos encontramos con algo único en el mundo; una de sus masivas paredes es en realidad una enrome escultura de buda reclinando, casi imposible de vislumbrar por su tamaño y por estar construido de la misma piedra que el templo.

Phuket: Destino Imperdible en Tailandia

Uno de los primeros hoteles de lujo en abrir en Siem Reap fue Belmond La Résidence d’Angkor, ubicado a las orillas el río y a pocos minutos de Angkor Wat. Una base ideal para explorar las maravillas de la región, este bello hotel captura con sofisticación la rica historia del país a través de arquitectura tradicional jemer, que se complementa con elegantes toques de teca y basalto, haciendo eco a los antiguos templos.

Ideal para refrescarnos después de un día explorando Angkor Wat, la famosa piscina de Belmond La Réisdence d’Angkor está rodeada de exuberante vegetación,­ creando un espacio privado e íntimo. Inigualable en su excelencia, explorar Siem Reap de la mano de Belmond es una aventura fascinante, un viaje a través del tiempo que culmina en experiencias inolvidables.

Por Melanie Beard