Shutterstock
- Publicidad -

¿Recuerdas las clases de catequesis? Seguro no muy nítido. Pero no te preocupes, nosotros te recordaremos un pasaje en especial. Según la Biblia, la escalera de Jacob era la estructura que permitía que los ángeles subieran al cielo y descendieran a la tierra. Suena más a una escalera al cielo, ¿o no?

Aunque existen diversas interpretaciones, en lo que la mayoría está de acuerdo es en que la estructura –o escalera– representa un vínculo entre lo divino y terrenal.

Lee más: 5 construcciones surrealistas que debes ver alguna vez en la vida

Escalera al cielo

- Publicidad -

Volemos a China. Ahora, ubiquémonos en el sur, pasando las regiones de Shanxi, Henan y Hebei. Rodeados de montañas, el ser humano sólo se puede sentirse pequeño. ¿Por qué? Fácil. El punto más alto de las montañas es Xiao Wutaishan donde Taihang mide 2881 metros de altura.

Al borde de una montaña, tenemos la popular escalera al cielo de Taihang. Con poco más de 91 metros de altura, esta escalera deslumbra.

Hecha de acero, en forma de espiral, está constituida de 331 escalones: popularmente en la zona se dice que es la escalera rascacielos. Y por si ya lo estabas pensando, efectivamente, es la escalera más alta de Asia.

Te presentamos la verdadera escalera al cielo. ¡No apto para quienes sufren de vértigo!

Todo valiente que osad subir, abandonad el vértigo

Si te identificas con la palabra vértigo, seguro esta escalera lo único que provoca es que te tiemblen las piernas. Pero no te preocupes, en la zona hay equipos turísticos y de seguridad.

Aunque para subir, hay algunas reglas. Antes de que puedas llegar a las escaleras, quienes suben están obligados a firmar una declaración de responsabilidad. Donde se declara lo típico: no tener problemas cardíacos, pulmonares y tener menos de 60 años.

No vayamos tan lejos e imagínate. Un resbalón en una escalera metálica tan estrecha sin duda te puede llevar al cielo. Y esta vez no son interpretaciones bíblicas…

La razón de esta escalera, es que los funcionarios de China quieren que los turistas experimenten de primera mano algo distinto. Distinto y que aporte una experiencia única al visitar sus montañas. Incluso nos atrevemos a decir que pensaron que los elevadores eran muy aburridos.

Y lo mejor del caso, es que si optas por llegar a la cima, recibirás un premio: un lugar en un mirador espectacular con vista al cañón que forman las montañas. ¡De lujo!

Lee más: Beyond Walls: la cadena humana más grande del mundo comenzó en la Torre Eiffel

Alternativas demasiado aburridas

Te presentamos la verdadera escalera al cielo. ¡No apto para quienes sufren de vértigo!

Esta escalera nació de la necesidad del gobierno chino por promover ciertas zonas. Y cuando dijimos que los elevadores eran demasiado aburridos, no mentimos. Un funcionario dijo lo siguiente:
Ofrecemos una experiencia real de la cordillera. Una experiencia mucho más auténtica que si subieran en un ascensor. Sentir el viento en la cara mientras los pájaros vuelan alrededor.

Es por eso que el elevador se descartó enseguida. Incluso también pensaron en primera instancia en poner un teleférico como en otras partes de Taihang. Pero se descartó por ser tan común.

Algunos pensaron que poner zonas de montañismo sería lo ideal, pero los expertos en la zona terminaron de reírse. Ya que… bueno, la montaña tiende a estar a una temperatura de 90 grados promedio. Opción disponible únicamente para auténticos aventureros, expertos y en zonas específicas.

Así es como nace la escalera al cielo de Taihang. Y al ser una escalera con fabulosos –y amplios– miradores, permite tener vistas y tomar fotografías de los bosques y montañas cercanas a distintos niveles de altura y en distintos ángulos.

Así que hay que aplaudirle al gobierno Chino, porque aunque subir 331 escaleras suene descabellado, la verdad es que muchísimas personas lo hacen en el día a día. Los jóvenes aman el reto de subirla, y los que no están convencidos de hacerlo, aman tomarle fotos para Instagram.

Los mejores destinos para practicar sandboarding alrededor del mundo