(Photo by Nicolas ASFOURI / AFP)
- Publicidad -

“Ya no hace falta llevar consigo el teléfono. Uno puede salir de compras sin llevar nada”, dice Bo Hu, el director de servicios informáticos de la cadena china de panaderías Wedome, donde utilizan sistemas de reconocimiento facial en un centenar de puntos de venta.

- Publicidad -

Esta tecnología también se usa para comer en los restaurantes de comida rápida KFC, para encontrar a fugitivos entre la muchedumbre, localizar a personas que cruzan la calle fuera de los pasos de peatones o para desbloquear un ordenador.

Para pagar en un comercio, los consumidores tienen que dar una fotografía de su cara a su cuenta bancaria o a un sistema de pago móvil. Una vez en la tienda sólo tienen que presentarse ante un escáner especial.

Estás a punto de no necesitar (nunca más) tener un pasaporte para viajar

El líder de las altas tecnologías

Alipay, el líder chino del pago móvil, lidera este mercado con máquinas instaladas en cien ciudades del país. La empresa ve un enorme potencial de crecimiento y prevé invertir en tres años unos 3.000 millones de yuanes (380 millones de euros) para mejorar su tecnología.

Esta nueva forma de pago también es una manera para los comercios de recolectar más datos personales. “Esta tendencia en la venta al detalle está motivada por dos cosas, evitar los robos y obtener información sobre las preferencias de los consumidores”, apunta Jeffrey Ding, un investigador de la universidad de Oxford.

El reconocimiento facial forma parte de una campaña nacional más amplia para convertir a China en líder de las altas tecnologías. Y al parecer lo está logrando. ¿Será que veremos estos avances tecnológicos en más lugares de México?