- Publicidad -

 

Las posadas, cenas con amigos y reuniones familiares; todas tienen algo en común, la fraternidad. Bien dicen que es mejor dar que recibir, una frase que cobra mayor sentido al momento de convertir el deseo de felicidad en una acción concreta.

Encontrar el regalo perfecto suele ser una aventura que emociona, todavía más cuando se tata de un obsequio especial que no se encuentra en cualquier lugar, un presente lleno de pequeños detalles que en conjunto logran una exclusiva obra maestra transformada en tequila, la icónica bebida que representa nuestra mexicanidad frente al mundo.

- Publicidad -

Así es, podríamos comenzar a hablar de Gran Centenario Leyenda, un tequila Extra Añejo que en estas fiestas adquiere una connotación afectiva que invita a expresar lo que sentimos de un modo único. La historia de su creación es tan emocionante como su sabor mismo, al ser elaborado 100% de agave azul, doblemente destilado y añejado por al menos tres años en barricas de roble francés.

La maestría con que se elabora guarda en su interior un tiempo revalorado a cada instante. Suaves notas de madera dulce y caramelo se equilibran poderosamente con aromas a maple, almendra tostada y miel, consiguiendo un color ámbar oscuro sin dejar perder los brillantes matices cobrizos.

Esa misma pasión con que procuras a tus seres queridos y les haces sentir lo especiales que son para ti, es la misma dedicación con que se obtiene este tequila creado a mano por más de un siglo por expertos tequileros. Cada botella es empacada
delicadamente en un estuche que refleja la singularidad de este tequila, donde
encontrarás la leyenda de su origen.

Un gran obsequio para ver nacer grandes instantes, junto a un destilado cuyo nivel está a la altura de los mejores paladares. Todo en una misma botella.