- Publicidad -

La Riviera Maya es un espectáculo frente a los ojos, el azul de sus aguas no se ve en ningún otro sitio, mientras la blancura de la arena celebra la tranquilidad de este exclusivo destino. A esta maravilla de la naturaleza se unen los manglares, la selva tropical y los cenotes naturales que rodean SE Spa de Grand Velas Riviera Maya, que puede presumir no solo ser el más grande del mundo con 8,300 metros cuadrados, sino también de haber obtenido diversos reconocimientos, como el “Resort Spa del año: región Norteamérica y Sudamérica” por parte de los World Spa & Wellness Awards.

Encuentra el equilibrio

El Spa se desmarca de lo convencional para adoptar una filosofía que comulga con la naturaleza y tradiciones milenarias de la cultura maya. Así lo demuestran tratamientos como el masaje Bacal con maíz; el masaje Aloe Vera, la planta de la inmortalidad y el exótico tratamiento Úumbal con rebozos, una delicada coreografía que remite a tiempos prehispánicos.

- Publicidad -

La innovación también es parte del menú de experiencias del lugar al ofrecer un nuevo masaje terapéutico con CBD, también llamado cannabidiol, un derivado del cannabis sin efectos psicoactivos. Sus propiedades analgésicas naturales eliminan el estrés para aliviar la tensión en articulaciones y músculos, con una duración de 50 minutos y adaptándose a las necesidades de cada persona.

Los elementos de la naturaleza están presentes en las terapias, incluyendo la Ceremonia del Agua, un ritual basado en siete estaciones a través de distintas temperaturas de este líquido, constituido por cuarto de arcilla, sala de vapor con cromoterapia, cuarto de hielo, duchas de experiencias, camas de burbujas y otras amenidades como aperitivos saludables, así como toallas y un Valet Spa para guiar a los huéspedes durante todo el recorrido.

Vive de cerca la plenitud que ofrece este resort, acércate al Spa Concierge y elige los tratamientos que desees para proporcionarle a tu cuerpo la sanación y la paz que abrirán tu mente a otros niveles de deleite.