Cortesía
- Publicidad -

¿Estás por hacer maletas a León, Querétaro o la Ciudad de México? ¿Vives en alguna de estas cosmopolitas ciudades? Pues tenemos los venues perfectos para visitarlas como si fueras local y disfrutar cocteles con Vaccari, un sambuca cuya calidad lo incluirá entre tus tragos favoritos.

Este delicado licor de anís es lo más cool del momento y se prepara de diferentes maneras. Los lugares que te vamos a proponer le dan su propio twist a la hora de servirlo, conócelos y deléitate con el sabor exquisito de este sambuca.

Hotspots en CDMX

El Sonora Grill es un clásico de la capital. Este steakhouse mexicano y contemporáneo es un mix entre lo tradicional de la cocina con un ambiente moderno y de amigos. Vaccari bien puede ser el digestivo perfecto para sus deliciosos cortes por su esencia absoluta de anís, pero, ¿por qué no te arriesgas con un coctel antes o durante la comida? No te vas a arrepentir.

- Publicidad -

Consulta sus sucursales en sonoragrill.com.mx

 

Otro sitio que nos encanta es Cambalache. Sus cortes de carne importados son excelentes y sus recetas basadas en recetas típicas y de familia a la usanza argentina hacen que la experiencia culinaria sea memorable. Si a eso agregas su mood pampero y un buen coctel Vaccari, tienes ante ti la tarde o la noche perfectas para disfrutar de momentos únicos.

Alejandro Dumas 122, Polanco

Bajo el cielo de Querétaro

En la capital de este hermoso estado tu paladar hallará las sensaciones que solo el sambuca y la diversidad culinaria de Hank’s pueden ofrecerte. El sabor de la tradicional cocina Cajún-Criolla de Louisiana y una fusión de las gastronomías Africana, Francesa, Española y Americana le dan una dimensión totalmente diferente a Vaccari en un ambiente que evoca al de los barrios franceses de Nueva Orleans.

Juárez Sur 7, Centro Santiago de Querétaro

 

Al poniente de la capital queretana encontrarás La Bocha, donde el giro que le dan a la cocina tradicional italo-argentina es un must. El menú de platillos tradicionales argentinos e italianos, como pizzas, carnes asadas a las brasas, pastas amasadas en casa o empanadas al horno de leña, tienen el maridaje perfecto en Vaccari y crean una atmósfera ligada al origen italiano del sambuca.

Boulevard Bernardo Quintana 11, Pathe Poniente

Cortesía

 En el ambiente de León

Una de las ciudades más importantes de Guanajuato tenía que albergar Mr. Pampas y su vasta propuesta gastronómica de Brasil. Su famoso sistema Rodizio (rotativo) de 30 finos cortes de carne al carbón en espadas brasileñas es un deleite. Esto se combina con una barra de ensaladas, pastas, mariscos, carnes frías y quesos, así como con un área caliente con guisados, caldos, empanadas, sopas y más. Con esta amplitud de menú, un coctel con Vaccari hace el match perfecto.

Boulevard Francisco Villa 605

 

La atmósfera de argentino-italiana de Argentilia es ideal para un momento en los que la gastronomía de estos países se funde con el sabor de un sambuca como Vaccari. Su arquitectura industrial-rústico contemporánea y el ambiente casual en su terraza promete sabores deliciosos e instantes placenteros acompañados de un licor de anís que remonta su creación a 1896.

Cerro Gordo del Campestre 270-3 L-4, Valle del Campestre

Así nace Vaccari Triple Anise Sambuca

La receta de este sambuca es la misma desde ese lejano 1896, cuando la familia Vaccari comenzó a producirlo en la destilería Reunite di Liquori a partir de dos tipos de semillas de anís del Mediterráneo, la estrella y la tradicional, que se separan y son tratadas aparte para extraer las bondades de cada una a fin de obtener sus mejores sabores y aromas.

El líquido que resulta se destila y se pone en reposo tres meses para que el licor quede conformado y en balance, y esto es clave, ya que los expertos comentan que un sambuca bueno de uno no tanto, se distingue por el equilibrio entre sus aromas delicados, buqué exquisito y permanencia de este en la boca.

Ahora que sabes el origen de este exquisito licor de anís, un must en su natal Europa, y que te mostramos seis venues top para beberlo, es momento de disfrutarlo.