Burdeos (Biblioteca Air France)
- Publicidad -

La experiencia que vivieron Manu Espinosa (@manumanuti), Max St. Romain (@gastronautadf), Reno Rojas (@renorojas) y Cassandra de la Vega (@cassandradelav) en Francia es una de esas que ningún viajero experto o sibarita consumado debe dejar de vivir.

Los cuatro llegaron al aeropuerto sin saber exactamente a dónde viajarían porque era una sorpresa que llenaría de emoción su travesía. Los cuatro subieron al avión de Air France, donde un sobrecargo les entregó a Manu y Max unos sobres en los que, a través de una adivinanza, descubrieron el primer destino: Marsella. Reno y Cassandra comenzarían su propia aventura en París.

Ya en el aeropuerto París-Charles de Gaulle, los viajeros visitaron el nuevo Business Lounge de Air France y conocieron el área de bienestar, una de las más grandes dentro de un lounge, con más de 550 metros cuadrados. Con esta parada indispensable, los cuatro emprendieron su experiencia.

Ambiente marino y gastronomía

- Publicidad -

Manu y Max arribaron a Marsella al fin y caminaron por el centro al mercado del viejo puerto, donde vieron la pesca del día. Un poco más tarde se antojaba una visita cultural y llegaron al Museo de Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo. “Rodeado del mar y con dos alas del museo conectadas por un puente que se encuentra por encima del agua, es (un sitio) muy emocionante de visitar”, comentó Max en su Instagram. Esa noche probaron una cena mediterránea en el restaurante Au Bout du Quai con la que acabaron de sumergirse en el ambiente marino de esta tradicional ciudad francesa.

Museo de Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo, Marsella. (Foto: Manu Espinosa)

La siguiente ciudad fue Lyon. Ubicada entre los ríos Ródano y Saona, les brindó un hermoso sol durante su estancia. “Pasamos un par de horas en un sofisticado mercado, las Halles Grand Hotel Dieu, que combina la historia centenaria de varios artesanos culinarios franceses con la Francia moderna”, contó Manu en su blog. La experiencia culinaria fue el mayor plus en esta parada, ya que por la noche cenaron en un bouchon, como se conoce a los típicos restaurantes de Lyon.

Lyon. (Foto: Manu Espinosa)

Sin embargo no fue todo, al día siguiente, Manu y Max llegaron a las Halles Paul Bocuse, el paraíso de la buena comida en el país galo. “Mi amigo @manumanuti y yo visitamos @hallesgrandhoteldieu y @leshallesdelyon, que están dedicados al gran señorón de la gastronomía, Paul Bocuse”, posteó Max cuando se refirió nada menos que al chef que engloba la excelencia gastronómica de todo un país.

La tarde fue una especie de viaje al pasado, pues los viajeros recorrieron Vieux-Lyon, el barrio medieval de la ciudad “con sus preciosas casas medievales y renacentistas al pie de la colina Fourvière”, describió Manu en sus bellas postales en Instagram.

Cultura y ambiente cool

Reno y Cassandra viajaron del sofisticado mundo de París al mood relajado de Toulouse, donde se decantaron por el Capitolio y sus elegante alrededores para tomar fotos. Más tarde llegaron a Ma Biche Sur le Toit, el restaurante panorámico ubicado en el sexto piso de Galeries Lafayette y que ofrece una vista única de la llamada ciudad rosa, por el tono que le otorgan los ladrillos de terracota utilizados en varios de sus edificios.

Toulouse. (Foto: Biblioteca Air France)

Su tour continuó en Burdeos, donde el museo MÉCA les dio la bienvenida con su amplia propuesta cultural, la cual conocieron gracias a una visita guiada en español. Por la tarde comieron en La Brasserie Bordelaise y se deleitaron con platos locales y una amplia selección de vinos. La decoración, sus mesas de madera y lámparas industriales crearon una atmósfera deliciosa que les ofreció una velada inolvidable.

Al día siguiente se llevaron una agradable sorpresa con una original visita guiada: ambas la hicieron a bordo del legendario auto francés Citroën 2 CV mientras el conductor les contaba sobre esta hermosa ciudad.

Burdeos. (Foto: Manu Espinosa)

Nuestros cuatro viajeros volvieron a reunirse en París, que los esperaba con el final perfecto del viaje: el nuevo espectáculo del Lido, el famoso y tradicional cabaret de Campos Elíseos.

La experiencia en estas maravillosas ciudades les reveló a Manu, Max, Reno y Cassandra parte de los secretos y la esencia de la Francia antigua y contemporánea. ¿No se te antoja un viaje así?