- Publicidad -

Definitivamente algo que hay que hacer más de una vez en la vida es visitar Puerto Vallarta, las playas de agua esmeralda y el ambiente festivo nos llenan de amor por la vida. Pero además de esto, también es un destino culinario de gran relevancia a nivel mundial, así lo demostró una vez más el Festival Gourmet Internacional, al reunir lo mejor de la cocina vallartense y sus protagonistas.

El festival tuvo lugar del 19 al 24 de noviembre, se engalanó con la presencia estelar de chefs de distintos lugares del mundo, quienes compartieron a los comensales la pasión que ponen en cada platillo. El Centro de Convenciones Vidanta fue testigo de la inauguración, con un festín que expuso exquisitas recetas a los invitados, quienes degustaron de vinos y postres que nos llevaron al paraíso.

Los chefs creadores del evento, Thierry Blouet, Heinz Reize y Roland Menetrey, así como, Javier Aranda, director general del Fideicomiso de Turismo Puerto Vallarta, y Marc Murphy, director de la Oficina de Visitantes y Convenciones de la Riviera de Nayarit, dieron por iniciada esta aventura de sabores.

- Publicidad -

Al día siguiente se realizó una Master Class impartida por los mismos chefs que fundaron el festival en el prestigioso restaurante Café des Artistes. El día no hubiera estado completo sin una cata de vinos y una comida de cuatro tiempos en donde sirvió tartar de salmón, risotto en salsa porcini, picaña con costra de café y especias, y fresas fantásticas como postre.

Por la noche las delicias seguían en el Safari Gourmet, una cena en distintos lugares que mostraban sus mejores cartas. Café des Artistes, Azafrán, Kaiser Maximilian y El Dorado pusieron en alto el nombre del puerto como un lugar en donde florece la creatividad en la cocina. “Cada año hay más gente que regresa porque viven una experiencia genuina en un destino gourmet”, dijo el chef Thierry Blouet.

La experiencia y el conocimiento de los chefs marcó a los estudiantes de gastronomía que asistieron al Foro Culinario. En otro evento, Xocodiva’s endulzó el paladar de los invitados con una degustación de chocolates elaborados artesanalmente con distintos ingredientes.

El glamoroso Club de Playa Mozzamare con vista a la Bahía de Banderas fue la sede de clausura. Entre aplausos y felicitaciones, se despidió a este festival que demostró que Puerto Vallarta, además de ser una joya llena de playas hermosas, también es el epicentro de la gastronomía.