- Publicidad -

Huasca de Ocampo es uno de los primeros pueblos mágicos de México, pintoresco y tranquilo, está a tan sólo dos horas de la CMDX y es un destino que puedes visitar fácilmente un fin de semana, te dejamos cuatro lugares que no te debes perder si vistas este recinto natural que te cautivará.

Los Prismas Basálticos

Las formaciones rocosas con geometría perfecta te sorprenderán, se dice que se formaron hace miles de años cuando la lava tuvo contacto con el agua, originando estas columnas de casi 40 metros de altura en forma de hexágono. También se puede apreciar una cascada proveniente de la Presa de San Antonio. Además puedes volar encima de los primas en la tirolesa que te lleva de un extremo a otro.

- Publicidad -

La Ex Hacienda de Santa María Regla

Aquí podrás recorrer su acueducto de piedra y admirar el juego de fuentes que se encuentran al final de la explanada. También te puedes adentrar a la reserva para conocer la cascada de la Rosa, y por si fuera poco, comer unas típicas quesadillas o una trucha fresca preparada al estilo local.

La Ex Hacienda de San Miguel Regla

Este es el antiguo hogar del Conde Don Pedro Romero de Terreros y aún conserva los lagos con puentes de piedra para conectar de un punto a otro, lo que lo hace bastante romántico, además cuenta con paseos a caballo, un salón de juegos, actividades para niños y golfito.

Show de leyendas en el bosque del Heno

Si te quedas la noche debes asistir al bosque del Heno, donde habrá narraciones de historias mitos y leyendas, música de cuerdas durante el recorrido y una fogata con café de olla y pan de la región. Será la mejor manera de pasar un fin de semana fuera de la ciudad.

Lee: El deporte que debes probar por lo menos una vez en tu vida