Costa Rica. Shutterstock.
- Publicidad -

Desde hace poco más de 20 años, el territorio tico se fijó un objetivo: hacer de la sustentabilidad la piedra angular de su turismo… y lo ha logrado. De esta manera, convertirse en “el país verde” fue la clave del desarrollo de Costa Rica.

Costa Rica. Shutterstock.

Su transformación comenzó al decidir tratar los recursos naturales como un valor más de su economía y crear la Certificación para la Sostenibilidad Turística. Los hoteles fueron los primeros en obtenerla, pero otros sectores, como el restaurantero e, incluso, las empresas de renta de autos, se sumaron rápidamente.

Costa Rica. Shutterstock.

El 99% de la energía del país –que concentra 6% de la biodiversidad mundial– se obtiene de fuentes renovables y su política pública prohibe buscar petróleo, desarrollar la minería a cielo abierto y cazar con fines deportivos o lucrativos.

Costa Rica. Shutterstock.
- Publicidad -

Además, en 2011, anunciaron su intención de convertirse en la primera nación en neutralizar las emisiones de carbono para 2021, enfrentando así el calentamiento global.

Tal es su compromiso, que el think tank británico The New Economics Foundation ha posicionado a Costa Rica en el primer lugar del Happy Planet Index, indicador que mide el desarrollo y bienestar humano y ambiental de cada país, en tres ocasiones consecutivas.