Johannesburgo. Shutterstock.
- Publicidad -

Para explorar un nuevo destino, muchos viajeros se sienten cómodos con el tour más vendido de la agencia, algunos prefieren tomar su backpack e ir por su cuenta, pero están aquellos que quieren ir un paso más allá y no les basta con hacer sus propios descubrimientos, sino que buscan llegar a donde nadie ha llegado, a aquello que es oculto para la mayoría. Allí está el slum tourism.

Desde hace casi diez años, visitar las zonas con mayor desventaja de una ciudad o país entró en la oferta turística con importante fuerza. Los guetos de Bombay en la India, la ciudad sudafricana de Johannesburgo y las favelas de Río de Janeiro en Brasil han sido algunas de las paradas más beneficiadas de esta tendencia.

Bombay. Shutterstock.

Sin embargo, de acuerdo con National Geographic, su historia comenzó hace más de un siglo. En 1840, los londinenses de clase acomodada comenzaron a visitar, por diversión, la parte Este de la ciudad con el pretexto de caridad y, luego, ampliaron esta actividad de entretenimiento viajando a Nueva York para comparar ambos barrios.

- Publicidad -

Así, en 1860, el diccionario Oxford agregó la palabra “slumming” como sinónimo de: “frecuentar áreas marginales con fines inmorales”.

Río de Janeiro. Shutterstock.

Actualmente, la inclusión de estos lugares en tours se lee de manera distinta. Reality Tour and Travel, empresa que ofrece este tipo de servicio, no permite tomar fotografías ni hay ventas de “souvenirs” de estas comunidades. E incluso, algunos visitantes lo recomiendan por tratarse de un recorrido que roza con el sentido educativo, capaz de mostrar la economía de puntos que, muchas veces, desaparecen del mapa.