Canopyriver.com
- Publicidad -

No necesitas salir de México para vivir al extremo, basta con un fin de semana de escape para que te liberes del estrés de la ciudad. Si buscas un destino que te llene de adrenalina y mucha aventura, aquí te dejamos 5 lugares donde podrás sacar tu versión más extrema y atrevida, solo o acompañado.

Lee: Las mejores playas de México para viajar con tu perro

San Luis Potosí

Ahí podrás disfrutar de la naturaleza del Sótano de las Golondrinas, una cueva con una profundidad de más de 500 metros, que tendrás que bajar con una cuerda y ahorrar mucha energía para volver a subir a la superficie. Sobra decir que si tienes miedo a las alturas, debes descartarla totalmente.

Taxco

- Publicidad -

Las Mil Cascadas o Las Granadas el destino ideal para hacer senderismo o rappel. No sólo los paisajes te dejarán anonadada sino que también podrás aventarte al agua a más de 10 metros de altura. Si prefieres rapel, el reto es una cascada de 35 metros de alto.

Secretaria de Turismo

Coahuila

¿Te gusta andar en moto? Este destino es ideal para ti. En el Arroyo del durazno podrás recorrer huertas y ejidos de Parras, además de disfrutar de la pista de enduro donde tendrás que demostrar tus mejores habilidades como piloto de moto cross.

Turismo Coahuila

La Paz

¿Te asombra la vida marina? Atrévete a nadar con un tiburón ballena. Abordarás una lancha que te llevará a nadar en mar abierto, justo hasta donde está esta especie que suele medir entre 5 y 10 metros de largo. Sin duda impresionará hasta al más valiente.

La Paz

Puerto Vallarta

Canopy River, disfruta de una aventura única mientras estás rodeado de la naturaleza. Todo comienza con un recorrido en un Rzr de cuatro plazas por el corazón de la Sierra Madre Occidental y una de sus paradas es para sumergirte en el agua cristalina de manantial. Además, podrás ir a toda velocidad sobre el río mientras observas el paisaje que rodea a Canopy River. Para terminar podrás comer o rehidratarte en el restaurante con vista al río Cuále, para seguir la aventura y cruzar el puente colgante más grande de América Latina.

Alfredo Huerta