- Publicidad -

Cada vez es más común que al planear un viaje consideremos llevarnos con nosotros a nuestras mascotas, sobre todo cuando planeamos estar períodos prolongados fuera de casa. En ocasiones, pensar en todos los trámites previos y en el tiempo de vuelo podría resultar desmotivante, pero hemos preparado una lista de consejos para que viajar con tu querida mascota sea algo sencillo y disfrutable.

 

Reserva a tiempo                                                           

- Publicidad -

La mayoría de las aerolíneas tiene un límite máximo de mascotas que pueden viajar en la cabina. Antes de comprar tu boleto, asegúrate que hay lugar disponible para ambos en el vuelo.

Compra un vuelo directo                                                          

Evita las escalas. Si tu mascota no viajará contigo en la cabina, toma en cuenta la estación del año y los horarios para elegir un vuelo que no la exponga a temperaturas muy altas o muy bajas.

Shutterstock

Visita al veterinario                                                        

Una revisión general y la aplicación de todas las vacunas necesarias es una manera de prevenir malos ratos. Pídele al veterinario un certificado de salud que, para la fecha del viaje, no tenga más de 10 días de antigüedad.

Elige la jaula adecuada                                      

Las suaves son recomendables para mascotas que viajarán en la cabina y lo ideal es que puedan acomodarse debajo de los asientos. Las jaulas duras son mejores para mascotas que no volarán en la cabina y tienen que estar bien ventiladas. Siempre deben tener suficiente espacio para que tu mascota pueda pararse, acostarse y girar cómodamente.

Identifícala claramente                                                             

No olvides incluir en la jaula una etiqueta que tenga todos los datos de tu mascota y tu información de contacto. En el poco probable caso de que se pierda, esto facilitará que puedan reencontrarse. Tomarle una fotografía clara antes del vuelo ayudará a localizarla.

Shutterstock

Entrénala para el vuelo                                                 

Tu mascota estará mucho más tranquila durante el viaje si la acostumbras a ser transportada en su jaula. Aprovecha cualquier trayecto en tu ciudad para entrenarla.

Evita alimentarla antes del vuelo e hidrátala

Procura no darle de comer durante las cuatro horas previas al vuelo. Asegúrate de llevarla al baño antes de abordar y de llevar contigo un recipiente en el cual puedas servirle agua. Si no viaja en la cabina, deja un par de platos en su jaula en caso de que algún empleado de la aerolínea deba darle de comer y beber.

Lee: Ya está a la venta el vuelo más largo del mundo

Ten todo listo para el check-in 

Lo más común es que las aerolíneas te permitan registrarte en el vuelo dos horas antes de la salida. Recuerda acudir al mostrador para hacer check-in y es muy recomendable tener a la mano su certificado de salud.

No le des tranquilizantes

Si bien en el mercado existen distintos sedantes, su administración puede ocasionar problemas cardiovasculares y respiratorios derivados de los cambios en la presión atmosférica. De cualquier modo, deja esa decisión en manos del veterinario y, en caso de haber sido prescrito, incluye el nombre del medicamento y la dosis aplicada en su tarjeta de identificación.

 

Paseos de adaptación

Antes de registrarte en tu hotel, da un paseo con tu mascota para que se familiarice con su nuevo entorno. Aprovecha ese tiempo para hacerle entender que las reglas de comportamiento son las mismas que en casa.

 

Por Pedro Aguilar Ricalde