Viajar solo tiene varias ventajas. El deseo de aventurarse a lo desconocido puede causarnos nervios, pero bien vale la pena hacerlo, el autodescubrimiento y las experiencias culturales que se viven siempre superan el nervio.

Sabemos que viajar solos no es cosa fácil para todos, así que te dejamos esta guía básica para hacer ese viaje que tanto has pensado.

  1. Viaja durante el día. Si estás experimentando una ciudad por primera vez, planea llegar durante el día para familiarizarte con sus alrededores.

  1. Elije el destino perfecto para ti. Ya sea que quieras visitar la naturaleza o disfrutar de la vida nocturna, EE. UU. ofrece algo para cada viajero. Si quieres experimentar la aventura, Boulder, Colorado y los países de Latinoamérica como, Perú y Uruguay, están entre los principales destinos para aquellos que viajan solos. Por otro lado, para los amantes de la comida, entre las mejores ciudades de EE. UU para descubrir la escena culinaria se encuentran Austin, Texas y Charleston, South Carolina.
- Publicidad -

 

  1. Aprende algunas palabras en el idioma local. Aprender frases regionales o gestos con las manos para “sí” y “gracias” te hará sentir más preparado para el viaje. ¡Siempre se agradece un intento de comunicarse en el idioma local!
  1. Confía en tus instintos. Si no te sientes cómodo en una situación, escucha tus emociones. Ya sea que estés comiendo comida callejera o caminando por un callejón oscuro, tu intuición te ayudará ya que está determinada por tus experiencias pasadas.

Lee: 5 destinos en Europa, que todo foodie debe visitar

  1. Crea una lista de reproducción con canciones inspiradoras. La música tiene el poder de cambiarte el humor en un instante e inspirar confianza a quien viaja por primera vez solo. 
  1. Viaja en coche. Alquilar un auto de compañías como Alamo Rent A Car te puede ayudar a descubrir lugares inexplorados. Desde la carretera Australto en la Patagonia chilena hasta la carretera de la Costa del Pacífico, un road trip te da la libertad de elegir tu propia ruta y viajar más adentro de la región.

    Shutterstock
  1. Salte de la ruta turística. El camino menos transitado se convierte en una experiencia única para los viajeros que los visitan. Aquellos que se encuentran con otros viajeros fuera de los caminos trillados están más propensos a hablarse, compartir historias y generar amistades por gustos similares.
  1. Cenar solo puede ser una experiencia increíble. Cuando viajas solo ¡puedes cenar en el mejor restaurante de la ciudad sin necesidad de reservación! Para una experiencia más social, siéntate en el bar donde puedes disfrutar de una conversación amistosa.
  1. Mantente conectado. Pregunta a tu familia y amigos regularmente, acerca de tips y consejos. Esto es clave para aventurarse solo, estar en comunicación.

Lee: ¿Por qué un niño debería viajar solo al extranjero?