- Publicidad -

Hay construcciones en la playa diseñadas para ser acopladas a la naturaleza que las rodea, en este caso los grandes ventanales con vistas de primera fila al mar y sus entradas directas a la playa, hacen de estos espacios lugares increíbles que nos causan un sensación inmediata de querer sentir la brisa del mar.

Cada vez hay más propuestas costeras que destacan por su propuesta de diseño, sus facilidades y la experiencia que ofrecen dentro y fuera de sus instalaciones. Te dejamos estos tres espacios que con sólo verlos te harán querer planear tu próximo viaje.

Freycinet Lodge Coastal Pavilions

- Publicidad -

Tasmania, Australia

Instalados en la rocosa península de Freycinet, estos espacios tienen un diseño inspirado en las formas fluidas de las bahías. El vidrio carbonizado de la fachada se convierte, en el interior, en una ventana curvada del piso al techo que ofrece vistas ininterrumpidas del agua y el paisaje que lo rodea.

Para el deck escénico y los espacios interiores se utilizó madera local tallada para dar diferentes grosores y texturas y generar juegos con la iluminación natural.

Ureddplassen

Storvik, Noruega

Uno de los mejores interiores para ver las Auroras Boreales en invierno y el sol de medianoche en verano es Ureddplassen, un baño público. El proyecto del estudio arquitectónico Haugen/Zohar se encuentra en la carretera escénica Helgelandskysten, que recorre las costas abruptas, fiordos y acantilados que caracterizan al país.

La estructura de cemento pulido y cristal imita la forma de una ola, ofreciendo vistas privilegiadas al paisaje. Afuera de este, bancas de mármol y un pequeño anfiteatro con escaleras que llegan al mar complementan la experiencia visual al aire libre.

Lee: Guía para viajar solo sin miedo

Santo Maris OIA

Santorini, Grecia

En un extremo tranquilo y poco visitado de la caldera, las villas de Santo Maris cuentan con una alberca frente a las playas del mar Egeo.

Los blancos interiores tienen un espíritu bohemio gracias a los muebles de madera, los sillones bordados y la cerámica tradicional. Al exterior, cuatro albercas están dispuestas alrededor de la propiedad, para ofrecer cuatro distintas vistas a la caldera y el mar. En la tarde, la terraza del oeste es la favorita para ver el atardecer.