- Publicidad -

Mucho se ha hecho por obtener el secreto para alargar nuestro paso por el planeta Tierra, cuidar la salud, hacer ejercicio, comer bien, etc. La lista es larga, pero cuando nos cruzamos en el camino con personas como June Scott, quién a sus 87 años ha pisado los siete continentes y no se cansa de seguir conociendo el mundo, de hecho ha visitado más de 87 países.

June no solo tiene su pasaporte lleno de sellos, también participa en la investigación de Northwestern University que analiza a todos aquellos seres humanos que viven más y de una manera saludable, poniendo especial atención al deterioro del cerebro, y estudiando a aquellos cuya memoria se resiste a fallar.

- Publicidad -

Todos envejecemos y al hacerlo nuestro cerebro se va encogiendo, lo que resulta en una deficiencia en nuestra habilidades mentales. Sin embargo los Super Agers (como se les llama a estas personas) tardan más tiempo de lo normal en tener estas complicaciones. En este caso se considera que June tiene un cerebro más joven, a sus 87, ha logrado conservar el cerebro de una persona de 50 años. ¿Qué hace que sólo algunas personas vivan por más tiempo y de una manera feliz?

El rasgo de personalidad ideal para ser el mejor compañero de viaje

La respuesta dependerá de a quién le preguntes, pero June te dirá sin titubear que “viajar me sigue mantenido joven, curiosa, quiero seguir aprendiendo, viajar hace que la vida sea más interesante.”

Israel, Namibia, Cuba, Iran, India, Dubai, China son algunos de sus últimos destinos, muy orgullosa hablará de sus viajes a Czechoslovakia dónde parte su árbol genealógico, y te dirá que conoce las 17 especies de pingüinos que existen en el mundo. También ha acampado en el desierto Arábico, disfruta de escalar, y lo hace seguido con su familia.

Ha hecho amigos de todas partes del mundo, y explica que seguir viajando no siempre es fácil, tiene que preparase para aguantar las largas caminatas, los incomodos camiones y largos vuelos, pero al final siempre vale la pena “Una vez que llegas, se te olvida todo lo demás. Creo en los viajes. Creo que más gente debería hacerlo, y convertirnos en los embajadores del mundo en el que vivimos.”