Shutterstock - London
- Publicidad -

Google ha facilitado la manera en la que nos organizamos, comunicamos y hasta transportamos. Gracias a Google Maps hemos podido explorar lugares y destinos a los que no hubiéramos llegado solos y encontrar siempre la mejor ruta para llegar a nuestro siguiente viaje; así como evitar el tormento de caminar sin rumbo o preguntar direcciones a las primeras 50 personas que te encuentres. Todo esto se lo debemos a la función de “ubicación”. Con ella, Google monitorea a sus usuarios para saber en qué parte del mundo se encuentran.

¿Google te espía?

En las últimas semanas, la empresa fue cuestionada acerca de la manera en la que sus apps recolectan los datos de los usuarios. Un reporte asegura que el gigante de internet rastrea tu ubicación aun cuando desactivas el historial de ubicación. Google no se quedó de brazos cruzados y respondió que “al desactivar el historial de ubicación, los lugares a donde vayas no serán almacenados”. Pero también aceptó que algunos datos pueden ser guardados para servicios como Búsqueda y Mapas. Esto quiere decir que algunas aplicaciones recolectan tu recorrido diario sin tu permiso y sin preguntarte.

Para que esto no se salga de control, también aclaró que mejorará su lenguaje explicativo acerca del historial de ubicación. Así la información será más breve y clara, y podremos consultar sus centros de ayuda para conocer cómo manejan nuestros datos.

¿Cómo puedes evitar ser rastreado?

- Publicidad -

Si te sientes incómodo o empiezas a tener episodios de paranoia, no te preocupes, pues los mismos expertos de Google aconsejan pausar este monitoreo desactivando un segundo ajuste llamado “Actividad en la web y en las apps” que se localiza en el menú de Controles de actividad del buscador.

Desactivar tu ubicación es muy fácil, así que no tienes nada de qué preocuparte, ya que realmente Google no te está espiando en cada viaje que haces.

Por Aimé Barrera