- Publicidad -

El pequeño pueblo de Creel está a sólo 4 horas aproximadamente de la capital de Chihuahua, se puede llegar en carro, incluso en avión, nosotros recomendamos llegar a bordo del Chepe Express, el tren que cruza la Sierra Madre Occidental, esto hace la experiencia totalmente única.

Pernoctar en Creel es sinónimo de aventura, por la mañana los pequeños negocios abren sus puertas para recibir a los visitantes, más tarde se puede ver a los indigenas que llegan a ofrecer sus artesanías en el centro del pueblo. La emoción comienza al recorrer sus valles.

Cuatrimotos por el Valle de Arareko

Rentar enormes cuatrimotos en 3 Amigos Adventures será la mejor opción para dar un paseo con guía por todo lo que acoge la zona, visitarás el Valle de los Monjes, el Valle de las Ranas, y el hermoso lago de Arareko que se esconde entre las espectaculares vistas de todo el valle.

- Publicidad -

El recorrido durará un poco más de tres horas, pasarás por los ranchos de los Tarahumaras, observarás sus costumbres y forma de vida.

Casacada Cusárare

Llegar al pie de esta cascada no será cosa fácil, la caminata puede resultar un tanto larga, obviamente para los locales es pan comido, si no tienes mucha condición podría ser un poco cansado, sin embargo cruzar a pie el bosque es realmente agradable, también puedes optar por subir en auto, para después seguir el camino a pie que te llevará hacía las faldas de la cascada.

El camino atraviesa varios puestos de artesanías, y podrás observas a las mujeres tarahumaras hacer a mano canastas de hoja de palma, algunas de ellas compartirán contigo sus vivencias, y largas caminatas diarias para llegar desde su casa hasta los lugares turísticos dónde venden sus artesanías a los visitantes diarios.

Comer en Hotel Cusárare

Aquí el lujo se vive al abrazar las costumbres locales, el pequeño Hotel Cusárare cuenta con una cocina tradicional, todas sus cocineras son mujeres rarámuri que cosechan sus propios vegetales y se encargan de preparar deliciosos platillos típicos, desde servirte un té bien caliente sin azúcar (los rarámuri evitan el azúcar y la sal en sus alimentos) hasta preparar un buen corte de carne con chilaca que te hará chuparte los dedos.

Termina el día con una noche estrellada

Acabarás el día agotado, pero completamente satisfecho por lo que tus ojos han visto. Será inevitable no mirar al cielo cuando llegue la noche, te sorprenderá ver un cielo tan estrellado y seguro querrás pasar algunos minutos observando aquello que algunos de nosotros ya no vemos tan seguido en la ciudad: las estrellas en su máximo esplendor.

Creel Chepe Express

Visitamos Creel, un pequeño pueblo mágico en Chihuahua a bordo del Chepe Express. ¡Un gran destino al norte del país que nos dejó fasciandos! Ah Chihuahua!

Posted by Travel+Leisure México on Tuesday, August 21, 2018