Shutterstock

Salir de viaje con niños pequeños no es fácil, y mucho menos cuando se trata de largas horas en un auto. Los trayectos en carretera suelen ser de varias horas, es por eso que llevar todo lo necesario hará de estos viajes aventuras increíbles para recordar.

A continuación te decimos cómo sobrevivir a un viaje en auto con niños pequeños a bordo.

Preparación

El viaje en coche es un reto dependiendo de la duración del trayecto. Llevar mochilas para cada niño con sus juguetes favoritos, cuentos que puedan leer, pueden ser la diferencia entre la paz y el caos.

- Publicidad -

Pronostica las temperaturas del recorrido: con mucho calor visítelos ligero y lleva alguna manta para cubrirlos fácilmente si hace frío. Utiliza cambios de ropa cómoda para que se puedan ensuciar sin problema al comer o tomar agua en un coche en movimiento. Es bueno considerar persianas o la típica cobija en las ventanas, para que no les moleste el sol.

Los niños siempre se entretienen escuchando canciones o cuentos. Que no falte música en el camino.

Alimentos

Snacks saludables. En carretera será difícil que encuentres una fruta lavada y picada o sándwiches frescos de crema de cacahuate. Termos fáciles de abrir y que no se derramen, son clave para el coche (Los encuentras en el súper. Revisa la tapa rosca).

Si viajas con bebés, interrumpe el viaje para darles de comer. Alguna vez intenté darle una papilla a mi hija en la carretera a Cuernavaca y la verdad es para profesionales de equilibrismo. Si lo quieres intentar, adelante. Con niños caminadores siempre bájalos del coche cuando carguen gasolina y dales unos minutos para moverse.

Lee: Cómo sobrevivir a un viaje en avión con niños

Durante el trayecto

No. No me salvé de escuchar un millón doscientas mil veces “¿Ya llegamoooos?”. Enfócalos en que vean el paisaje, descubran cosas durante el camino. Hagan juegos de palabras. Canten en familia y el viaje será más llevadero.