Además de su hermosa playa, clima y sus deliciosos callos de hacha, Mazatlán también posee un atractivo arqueológico que no te puedes perder si piensas visitarlo estas vacaciones.

Están a una hora de Mazatlán y sobre la playa, en Barras de Piaxtla. Son 600 de piedras labradas llamadas petrograbados entre la arena y el mar. La zona está declarada como Monumento Arqueológico desde el 2012.

Las Labradas tiene dibujos en espirales, en círculos concéntricos infinitos, en animales y también en forma de personas. Dicen que este arte rupestres data de 3000 años antes de Cristo, es decir prehistórico. Su tonalidad es obscura debido a que son piedras volcánicas.

- Publicidad -

El área posee unos 400 metros de playa y las piedras poseen varios tamaños, desde 10 cm a 1.5 metros de largo. Algunos investigadores aseguran que estas piedras están relacionados con el esoterismo y los asuntos sobrenaturales, ya que algunas figuras se asocian con rituales antiguos para favorecer las cosechas y agradecer a los dioses.

Lee: Lugares donde la gente es más sana y vive más

Si las visitas, es recomendable hacerlo por la mañana para regresar por la tarde a Mazatlán, ya que en la zona no hay hoteles, aunque está la opción de acampar. El acceso al sitio es por la autopista Mazatlán-Culiacán, en el km. 51, está una desviación a La Chicayota. Luego se debe pasar por un camino de terracería y listo, llegarás.

El sitio abre de lunes a domingo de 9 a 18 hrs. Los domingos la entrada es gratuita. El costo es de 60 pesos y es un sitio resguardado por el INAH.