(Foto: Shutterstock).
- Publicidad -

Ver por televisión a gente esquiar en competencias es muy emocionante y divertido. Pero, si eres amante de los deportes extremos y al aire libre, seguro que se te antoja practicarlo al menos una vez en la vida.

Pero justo cuando se está en la montaña y se ve lo inclinado de sus laderas y sobre todo, cuando se aprecia la velocidad que alcanza un esquiador, puede llegar a ser muy intimidante hasta el punto de hacernos desistir de hacer siquiera el primer intento.

Si este es tu caso, no te preocupes. Esquiar es posible aún para las personas que no tienen experiencia y que temen a las caídas u otros incidentes en la nieve.

- Publicidad -

La esquiadora olímpica Julia Mancuso compartió con Travel & Leisure México algunos tips para aquellos que tomarán su primera lección, pero tienen miedo de hacerlo.

Lo primero que nunca se debe olvidar, dice la atleta, es que hay que tomarlo con calma. Como en cualquier deporte, la práctica hace al maestro.

Hay que confiar en los instructores. Todos llevan años aprendiendo a dominar la montaña y saben lo que hacen. Primero te enseñarán a andar en los esquís y a caminar en ellos”, nos cuenta Julia.

Y es que parece muy fácil, pero andar con los esquís puestos en la nieve tiene su ciencia, porque las botas que se fijan a ellos son muy rígidas. Y una vez que se aprende ajustarlas (y desajustrlas), es posible que se pierda el equilibrio en más de una ocasión. No hay que desanimarse con las caídas, que prácticamente son inevitables al principio, son parte también del aprendizaje.

Se harán entonces varios ejercicios de caminar con los esquíes y los bastones hacia adelante y los lados. Cuando se domina eso, viene el segundo paso, que tiene que ver con el equilibrio, quizá lo más difícil de dominar.

“Una vez que te sientes cómodo y seguro en los esquíes, debes grabarte en la memoria que no debes moverte hacia atrás”, advierte Julia, quien ganó la medalla de Oro en eslalon en los Juegos Olímpicos de Invierno Italia 2006.

“Siempre tu postura debe ser hacia adelante, porque puedes perder el control de los esquís si te inclinas hacia atrás, así que es mejor mantenerte un poco inclinado hacia adelante y avanzar lentamente”.

No te desanimes si te caes las primeras veces. Foto: Shutterstock.

Empieza, entonces, la práctica de deslizamiento, ahora sí con los bastones, que sirven justamente para darse impulso. Al ser principiante no te asustes, no te deslizarás por la montaña a gran velocidad, sino que practicarás en pendientes poco pronunciadas.

Además, en esta etapa se aprenderá a frenar, para lo cual hay que poner los pies en posición de una rebanada de pizza, así como girar un poco la cadera hacia donde se quiera detener.

Así, subirás varias veces una pendiente para bajar, primero con ambos esquíes, y poco a poco, subiendo una pierna y luego la otra.

“Otro buen tip es que la pista para los principiantes no es muy grande, así que está confía en la gravedad para reducir la velocidad”.

Mancuso, quien esquía desde que tenía 18 meses de edad, dice por qué le gusta tanto este deporte.

“Me encanta porque estás afuera, en contacto con la naturaleza. Lo que lo hace distinto a otros deportes es que este no es muy difícil. Puedes ir con tus amigos, disfrutar de la vista. Y es muy divertido mientras vas descendiendo”.

El tamaño de los esquíes depende de tu peso y estatura.

Otros tips

  • Toma en cuenta que las botas con las que esquiarás son pesadas y se sentirán algo ajustadas. Es normal y habrá que acostumbrarse a ello.
  • Debido a la postura que adquieren los pies y las piernas con las botas, es casi seguro que acabarás adolorido. No te preocupes, esa molestia pasará con el transcurso de los días. Es recomendable llevar alguna pomada para combatir los dolores musculares.
  • No trates de que te salga todo perfecto desde el principio, porque no sucederá.
  • Siempre usa googles para nieve, indispensables para que no dañes tu vista.
  • Aprovecha tu primera clase para apreciar el paisaje. Muy pocas veces se tiene la oportunidad de estar tan en contacto con la naturaleza.
  • Tu equipo debe incluir: casco, googles, chamarra para esquiar, pantalones para esquiar, botas, esquíes, guantes y protección para el pecho.