Shutterstock
- Publicidad -

No resulta difícil de creer que en la era del self-care, sea imposible darse el tiempo para tomar una clase de yoga, o salir con las amigas. Sabemos que como mamá, a veces es complicado darte tiempo a ti.

De hecho, según una encuesta de Pew Research Center hecha en 2015, asegura que más de la mitad de los padres dijeron no tener suficiente tiempo para pasarlo con amigos, ya que rara vez se encuentran lejos de sus hijos. Mientras tanto, un estudio de Happify encontró que a pesar de que los papás obtienen un promedio de 28 horas de tiempo libre a la semana, las mamás obtienen sólo 25. Y la investigación publicada en la American Sociológica Review encontró que, en comparación con los papás, las mamás pasan 10 horas adicionales por semana en múltiples tareas —normalmente haciendo malabares con las tareas domésticas y los hijos.

Todo esto ha llevado a los expertos a recomendar muy en serio que las mamás tomen una  “momcation“, es decir unas vacaciones libres de niños. Un psicólogo en particular ha abogado por que las mamás tomen unas verdaderas vacaciones lejos de sus hijos al menos una vez al año.

- Publicidad -

Lee: 9 viajes que tienes que hacer antes de tener hijos

Experimentar culpa como resultado de tomarse unas vacaciones puede ser inevitable. Sin embargo se debe tener en cuanta que tomar una ‘momcation‘ también puede ser de gran ayuda para los pequeños, aseguran que es muy importante que los niños vean el equilibrio que idealmente debe lograrse en una situación familiar como esta. Además, esta práctica puede reforzar la relación de una madre con su pareja.

De hecho un estudio publicado anteriormente en el Wisconsin Medical Journal concluyó que las mujeres que tomaron vacaciones al menos dos veces al año eran “menos propensas a estar tensas, deprimidas o cansadas, y son más felices con sus matrimonios”.

Tomar ‘Momcations‘ no es un lujo, es una necesidad y debería ser considerada como una parte integral del cuidado de la madre. Así que no lo pienses más y date el suspiro que necesitas. Regresarás recargada de pila, tanto emocional como físicamente.