- Publicidad -

Un estudio reciente publicado por Booking.com asegura que a nivel global un 72% de las mujeres prefieren viajar solas, una cifra superior al 55% de los hombres que disfrutan los viajes de forma solitaria.

Entre los principales motivos por los que una mujer viaja están las experiencias (por encima del dinero), el interés por nuevas culturas y tradiciones, la búsqueda personal para crear nuevas experiencias de vida, entre otros.  Según mujeres integrantes de la comunidad “Solo Travel Society” de Facebook, las principales razones por las que viajan solas son desafiarse a sí mismas y ganar confianza, tener un sentimiento de libertad, independencia y la oportunidad de hacer lo que quieran cuando ellas quieran.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Mariel de Viaje, travel vlogger mexicana, comparte algunas cifras para celebrar la valentía y determinación de las viajeras que día a día salen de sus casas para recorrer el mundo. Para Mariel, “viajar es una necesidad básica para las mujeres, no importa a dónde, siempre que sea por lo menos un paso más lejos de dónde siempre han estado”.

- Publicidad -

Con el objetivo de motivar a las mexicanas y latinoamericanas, Mariel lanzó #NoEstáSola, una campaña de comunicación en la que busca empoderar a las mujeres través de los viajes y desmitificar las razones por la que una mujer no debería recorrer el mundo. “La mejor forma de crecer es conociéndonos más y mejor a nosotros mismos, viajar nos permite eso. Nos muestra que somos aptos para hacer cosas que antes no nos creíamos capaces de lograr.”

Viajar y sobre todo viajar sola

El número de mujeres que viajan solas ha aumentado más del 230% en la última década, de acuerdo con cifras de Harvard Business Review. Y a pesar de lo que tradicionalmente se cree, “que las chicas universitarias son las que prefieren viajar solas”, los datos confirman que en promedio, las mujeres que viajan por su cuenta tienen entre 40 y 60 años.

Lee: La mujer fue la creadora de la cerveza, ¡comprobado!

¿A qué se debe? “La independencia, la constante búsqueda de una mayor preparación a nivel profesional y no ceder ante imposiciones como tener hijos o casarse, facilita que las mujeres dediquen más tiempo a ellas mismas y destinen más recursos a viajar”, comparte Mariel.

Jorge Sánchez, neurocientífico especializado en viajes comenta que “en el caso de las mujeres, existen muchos roles definidos socialmente que modelan el comportamiento a patrones de conducta automatizada, lo que muchas veces las limita a desarrollar todas sus capacidades .Viajar y sobre todo viajar sola o en grupos con desconocidos, les permite romper esos moldes y entregarse al descubrimiento de su interior ya que al cambiar su contexto y salir de su zona de confort se obligan a explorar su potencial”, agrega.