- Publicidad -

Atención todo el mundo. Esto no es una broma. Ya hay un lugar en Australia donde es posible jugar y cargar canguros bebés.

El Kangaroo Sanctuary en Alice Springs, Australia, adopta canguros extraviados y huérfanos de todo el país. Principalmente, el santuario se encarga de rehabilitar a los canguros y luego los libera de nuevo en su hábitat. En cambio, los canguros a los que se les dificulta volver, se quedan a vivir en el santuario.

La operación es propiedad de un hombre apodado “Kangaroo Dundee“, quien se hizo famoso después de un documental. Y claro y varias apariciones en televisión.

Travesías del santuario de canguros

- Publicidad -

Kangaroo Dundee, (cuyo nombre real es Chris Barns) dirige a los visitantes en expediciones guiadas. El paseo es a través del santuario para enseñarles sobre el cuidado y la rehabilitación del canguro. El recorrido dura aproximadamente tres horas y lleva a los visitantes por un tranquilo camino a través de la reserva que consta de 188 hectáreas.

Lee: Michoacán, el paraíso de la mariposa monarca

Durante el recorrido, los visitantes no solo verán el famoso santuario y sus habitantes. Aquí es donde la magia comienza: también tendrán la oportunidad de sostener un canguro bebé (o joey). Las reservaciones son necesarias y con frecuencia se llenan con mucha anticipación. Así que no olvides reservar con tiempo. La admisión es de $ 85 USD para adultos y $ 45 USD para niños.

Aquellos que no pueden ir hasta Australia pueden seguir a la organización en sus redes sociales para ver a los canguros en acción.

Lee: Destinos para aventureros y enamorados