Silvia Bartizel/Unsplash
- Publicidad -

Llevaba ya medio camino de mi casa al aeropuerto cuando descubrí que había olvidado mi celular. Culpé, inmediatamente, al hecho de haber tenido que madrugar para llegar a tiempo al vuelo, pero la realidad es que había sido una de esas mañanas caóticas en las que la hora es lo de menos, y la culpa cae, por completo, en mi propia distracción.

Sabía que tenía dos opciones: regresar por el y arriesgarme a no llegar a tiempo al aeropuerto o respirar profundamente y aceptar que en los próximos cinco días no podría comunicarme con nadie. Me fui con la segunda alternativa.

Siempre he presumido ser una persona despegada al celular y, sin embargo, encontré varios momentos en que quería tomar una foto, mandar un mensaje –insistiendo que era urgente, aunque en realidad no lo fuera– o, simplemente, pasar el rato y distraerme. Pero también me sentí libre, logré descansar de verdad y disfruté la experiencia como hace mucho no lo hacía. Por eso creo que todos debemos viajar sin teléfono alguna vez en la vida para experimentar el destino a profundidad, y estos son los mejores destinos para hacerlo.

La Paz, Baja California Sur

Matthew Rader/Unsplash
- Publicidad -

Este fue el destino que visité así y, sin duda, lo recomiendo. Durante el día, puedes ir a bucear alrededor de las islas –o con el tiburón ballena cuando es temporada–, esnorquelear con lobos marinos y descansar en la playa. En la noche, visita el centro de La Paz, camina por el callejón y visita distintos restaurantes y bares para cenar y tomar algo. Es tanto lo que hay que probar y disfrutar en esta ciudad, que no pensarás en usar el celular.

Lee: Los lobos marinos de La Paz: dónde, cuándo y cómo verlos

Liberia, Costa Rica

Isabella Juskova/Unsplash

Liberia es una región llena de naturaleza, perfecta para explorarse a profundidad, en caminatas o a través de tirolezas y rafting por los rápidos. Todos los hoteles de la región ofrecen actividades para llegar hasta puntos en donde la señal es tan débil, que no es ni necesario cargar con el celular. Si quieres tomar fotos, lleva una cámara capaz de capturar los detalles de la vegetación endémica del lugar.

Madrid, España

Pablo Blazquez Dominguez/Getty Images

Si eres más de ciudad, Madrid es el destino perfecto para conocer sin celular. El metro está perfectamente conectado y en todas las estaciones hay mapas claros de la ciudad, por lo que es imposible perderte. Además, los museos están uno al lado del otro, y lo mismo pasa con los bares y restaurantes de tapas. Pasa el día caminando por la ciudad; no importa dónde lo hagas, encontrarás un sitio interesante al que entrar. En la noche, llega a Malasaña y sigue a la gente de bar en bar.

Lee: Si viajas a Madrid, estos son los museos, restaurantes y terrazas que debes visitar

Merzouga, Marruecos

Louis Hansei/Unsplash

Como en Liberia, Merzouga, por sí sola, invita a olvidar el celular. Llega al atardecer, para verlo desde el desierto, y después acampa ahí, en donde no llega la señal. A la mañana siguiente recorre las dunas en buggy o cuatrimoto y, después, deslízate por ellas en sandboard. Para comer, visita los restaurantes locales, llevados por personas de las tribus berebers, y pasa la tarde en sus mercados, entre las tiendas de artesanías, alfombras hechas a mano y los puestos de botanas, como las brochetas de alacranes fritos.

Highway 1, California

Adrian Aows/Unsplash

El único momento en el que, de verdad, NO puedes usar el celular, es al manejar, así que un road trip es la excusa perfecta para olvidarlo. El mejor escenario para hacerlo es la carretera costera que recorre el estado de California. Para disfrutarla en su totalidad, hazlo de forma old school: renta un coche clásico, compra un mapa y dedícate a manejar sin itinerario, parando solo cuando quieras descansar, comer o correr a la playa.

Lee: Road trip: el itinerario perfecto para tu viaje por Highway 1